lunes, 18 de enero de 2016

8 leyes que todo “marketero” debería tatuarse (para no olvidar)

Antaño a los “marketeros” le bastaban (y le sobraban) las 4 P de Kotler (producto, precio, plaza y promoción) para llevar a buen puerto los acciones que tenía a bien poner en marcha.
Mucho ha llovido, sin embargo, desde entonces. La digitalización ha convertido el marketing en una disciplina mucho más compleja que la que Kotler diseccionó allá por 1967, cuando el famoso gurú “marketero” alumbró sus famosas 4 P.
El marketing nacido al calor de la nueva era digital necesita de un nuevo reglamento para prosperar. Y en ese reglamento hay 8 nuevas reglas que todo “marketero” moderno debería tatuarse (para no olvidar). A continuación, y de la mano de iMedia Connection, diseccionamos esas 8 leyes:

1. Céntrese (al 100%) en la experiencia del cliente desde el principio hasta el final
El “marketero” moderno es responsable de todos y cada uno de los puntos de contacto entre la marca y el consumidor. Y no puede permitirse el lujo de fallar en ninguno de esos puntos de contacto.
2. Sea apasionado en la articulación de la voz del consumidor dentro de la organización
Les guste o no a las empresas, el poder está actualmente en manos del consumidor. Y es su voz la que más alto debe escucharse dentro de la propia organización. Si no quieren toparse de bruces con el fracaso, los “marketeros” deben dejar de mirarse el ombligo y ser maestros en el arte de la escucha.
3. Armonice la cacofonía del contenido
Como si un director de orquesta se tratara, el “marketero” de coordinar los distintos instrumentos que tiene a su disposición en aras de fabricar una narrativa de marca clara, única y atractiva. Su labor es convertir el ruido en música (afinada).
4. Dé forma a un equipo que sea experto en tres ciencias: “data science”, “behavioral science” y “science of messaging”
En los datos hay agazapada muchísima información sobre el comportamiento del consumidor y ese comportamiento deber ser el esqueleto de los mensajes alumbrados por las marcas.
5. Comprenda la tecnología
No es necesario que los “marketeros” sean unos auténticos maestros del código, pero deben estar familiarizados con la tecnología para comprender la transformación de los hábitos y las elecciones del consumidor. Los directores de marketing de nueva hornada están, de hecho, obligados a trabajar codo con codo con los directores de tecnología.
6. Tenga coraje y sentido del humor
Los “marketeros” deben sentirse cómodos con el riesgo y la ambigüedad. En el pasado a los directores de marketing se les pedía que fueran una suerte de “control freaks” con afán por tenerlo todo atado y bien atado. Aquella época ha pasado a la historia. Los nuevos directores de marketing deben ser sobre todo ágiles, no perfeccionistas. Y la agilidad deber ir de la mano del coraje y del sentido del humor.
7. Sea veloz como el rayo
En la nueva era digital a “marketeros” no les queda más remedio que tomar decisiones en tiempo real. El plan de marketing no es algo inamovible, debe ser flexible y abierto a los cambios.
8. Tenga visión múltiple
Hoy en día la competencia puede venir de cualquier parte y es responsabilidad de los “marketeros” estar con los ojos muy abiertos para detectar cualquier amenaza (u oportunidad).