miércoles, 20 de enero de 2016

3 consejos que los “marketeros” deben seguir para que la “fuerza” (del éxito) les acompañe

La industria del cine produce y estrena cientos de películas cada año pero muy pocas logran ser elevadas hasta los niveles que ha conseguido la saga Star Wars. El estreno el próximo 18 de diciembre de “The Force Awakens” ha revolucionado a todos sus seguidores a nivel mundial y la pregunta que surge, inevitablemente, es: ¿Cómo lo ha conseguido después de tantos años?
El mundo del marketing y la publicidad pueden aprender mucho de las películas de Star Wars. ¿Qué tienen estas para que, pase el tiempo que pase, sigan despertando incluso más interés que en sus orígenes?
Desde Direct Marketing han descubierto cuál es la fórmula mágica con la que Star Wars lleva trabajando desde hace tantos años y que los “marketeros” no deberían dudar a la hora de poner en práctica. Tres sencillas claves que harán que sus estrategias puedan seguir el camino estelar para que la fuerza le acompañe en su camino hacia el éxito:

1. Mantenerse relevante
Uno de los mayores logros de las películas de “La Guerra de las Galaxias” es su capacidad para mantener la originalidad 40 años después del estreno del primer film. Pocas marcas con trayectorias tan largas lo han conseguido (salvo casos como Coca-Cola o Ford).
Debemos destacar aún más la gran labor de Star Wars si tenemos en cuenta que el éxito en el mundo del séptimo arte es bastante efímero posicionando las películas como un ejemplo de lealtad a largo plazo como pocos se han visto.
2. Hacer más con menos
La primera película de Star Wars fue producida con un presupuesto bastante reducido en comparación con otras grandes súper producciones de Hollywood del momento. A pesar de este pequeño obstáculo la recompensa ha sido inimaginable.
George Lucas fue capaz no sólo de terminar la película sino de crear todo un universo intangible que ha cautivado a generaciones enteras. Incluso en la última entrega ha conseguido sumar mayores legiones de fans a pesar de que el presupuesto de marketing con el que contaban no era extremadamente holgado.
3. La importancia de los contenidos
Los memes se han convertido en un componente fundamental a la hora de comunicarnos en la cultura moderna. Basta con echar un vistazo a los contenidos que se viralizan en internet. Star Wars hace creíble ese mundo intangible del que hablábamos en el punto anterior haciendo que sus seguidores formen parte de él.
Hecho que anima a los fans a crear sus propios contenidos al igual que muchas marcas apuestan por recurrir a acciones relacionadas con las películas o sus personajes para despertar el interés de los consumidores lo que acaba conduciendo la lealtad y el compromiso a su propia base de clientes. Una estrategia maestra.