martes, 24 de marzo de 2015

Marketing Technologist: el nuevo profesional de moda que todas las empresas quieren

Un nuevo perfil profesional ha entrado en la lista de los trabajadores que todas las empresas desean y necesitan para cumplir con las nuevas expectativas que los consumidores y el mercado tienen de ellas. Y, en esta ocasión, el perfil mezcla tantas disciplinas diferentes y responde a necesidades tan complejas que algunos expertos no han dudado ya en bautizarlo como el 'unicornio'. El nuevo perfil que todo el mundo va a necesitar es el de marketing technologist, un profesional a medio camino entre el mundo de la tecnología y el mundo de lo creativo y que tiene su terreno de trabajo en el marketing.
Los marketing technologists están siendo considerados, junto con los data scientist, como uno de los trabajos más deseados (por las empresas que quieren cubrirlos) de 2015. Como explica un columnista en Venture Beat, "mitad experto en marketing, mitad profesional de la tecnología, este es el mejor híbrido desde el centauro". Las ofertas de trabajo para estos profesionales han empezado a aflorar en sites como LinkedIn e incluso han dado el salto a las páginas de anuncios por palabras menos serias. Pero ¿qué es exactamente un marketing technologist?

Los departamentos de marketing de las empresas dependen cada vez más de las nuevas tecnologías. Las decisiones ya no se basan simplemente en cuestiones como estudios de mercado o incluso el saber hacer de los responsables o las costumbres del segmento en el que se mueve la empresa. Ahora todo está pasado por el tamiz de lo tech, desde el big data que indica a quién se debe hablar y qué se debe decir u ofrecer hasta el momento exacto en el que se debe emitir un anuncio, que viene ahora marcado por el cruce de datos de muchos algoritmos.
El marketing technologist sabe moverse especialmente bien en ese terreno y es capaz de fusionar en un único profesional todas las capacidades para entender tanto la parte tech del nuevo marketing como la creativa que lleva años moviendo cómo las marcas se relacionan con los consumidores. Sus tareas, comoexplican en Havard Business Review, están por tanto muy relacionadas con todos estos terrenos. Son un enlace entre el departamento de TI y el de marketing, analizan el coste y las ofertas de los proveedores de TI, unen los intereses de marketing con los objetivos de negocio y, muy interesante, son quienes encuentran y buscan nuevas oportunidades. Y además de hacer todo esto son también en una cierta manera evangelistas y hacen a los demás del departamento más cercanas las nuevas tecnologías.
En resumen, los marketing technologists tienen una aproximación holística al marketing moderno y son capaces de ver como un conjunto todas las realidades y necesidades y tomar por tanto decisiones que ayudan a cubrir todos los aspectos de forma conjunta.
Su impacto en las decisiones de negocio no está solo limitado a entender qué hacer y enseñar a los otros. Según un estudio de Gartner, las empresas que ya cuentan con un profesional que cumple con este perfil gastan más en marketing, ya que son mucho más maduras en el campo del marketing que las que no tienen un profesional con estas características.
Más y más deseados
Las previsiones son además las de que este perfil esté cada vez más presente en las grandes compañías. Según una estadística de Gartner, el 71% de las grandes empresas contaban con un profesional que cumplía con el papel del marketing technologist en 2013. Las previsiones para 2016 son de que el 89% lo tenga. Además, a medida que el perfil se convierte en más mainstream y más y más medios analizan su papel y a medida que la dependencia de la tecnología se hace mucho más elevada, se puede concluir que la importancia del marketing technologist y su presencia en el mundo empresarial no hará más que aumentar y saldrá igualmente del entorno limitado de las grandes compañías.
Esto creará además cierto estrés en el mercado de trabajo: las marcas empezarán a pelearse por ellos, como ocurre con los data scientist, y se encontrarán con que es muy difícil cubrir esa posición con el profesional correcto. Las características que se exigen a un marketing technologist son tan variadas y tocan palos tan diferentes y que hasta ahora se habían considerado tan contrapuestos (la relación entre tecnología y creatividad siempre se veía desde el prisma del combate, más que desde el de la armonía) que es complicado encontrar a un trabajador que cumpla en un único perfil todas estas demandas.
De hecho, según un pequeño estudio de mercado en Twitter que hicieron en Inc, solo unas 500 personas se autodenominan marketing technologists en la red social. Una rápida búsqueda en LinkedIn nos ha arrojado 8.212 resultados relacionados con ese perfil (si la búsqueda se limita a España se quedan en 26, aunque no todos los resultados que arroja el buscador son puramente marketing technologists sino profesionales que por otra razón cuentan con una carrera en los dos terrenos). En el caso de los data scientist, por poner un ejemplo con el que comparar, LinkedIn cuenta con 29.308 personas que encajan en el perfil.