lunes, 9 de febrero de 2015

La mayoría de las empresas no centra su estrategia de contenidos orientada verdaderamente al cliente

La mayoría de las empresas todavía basa su discurso en su empresa o sus productos. Así lo muestra la última encuesta de Corporate Visions, donde se indica que solo el 27% de las empresas B2B centra su estrategia de contenidos orientada verdaderamente al cliente.
Según reflejan los resultados del informe, tanto la estrategia de marketing de estas empresas, como su contenido se centra en las bondades de la empresa y sus productos, dejando al margen la necesidad de conquistar al consumidor con piezas que vayan más allá de los habituales argumentos de venta, y realmente aporten valor al público objetivo. Como resultado, apenas el 13% de estas empresas considera que su estrategia centrada en el producto realmente sea útil, y le sirva para obtener los resultados deseados.
Unas conclusiones que coinciden con las aportadas anteriormente por el informe de Economist Group y Peppercomm, donde se indicaba que las empresas B2B se centraban en aportar datos y características sobre sus productos y servicios, así como referenciar la opinión de expertos, antes que mostrar información generada más allá de sus propias fuentes, hablar sobre tendencias y dar una perspectiva más amplia de su empresa y su sector. La conclusión principal de este informe es que las empresas deberían dejar de lado su afán de vender, a la hora de trazar los objetivos de su estrategia de contenidos.

Otro grave error que pone de manifiesto este estudio es la ausencia de una estrategia de contenidos. Corporate Visions afirma que solo el 29% de las empresas sigue una estrategia claramente definida con un mensaje consistente que se mantenga a través de todas las acciones. El 35% de ellas ha establecido este objetivo, pero realmente no lo desarrolla, mientras que el 36% restante ni siquiera lo tiene, o su aplicación no sigue la coherencia deseada.
El informe de Corporate Visions hace hincapié en la necesidad de que la estrategia de contenidos de las empresas esté marcada por la consistencia. Para ello, es clave la formación, y profesionalización de estas acciones. Sin embargo, solo 1 de cada 2 empresas ha formado y concienciado a los responsables de la creación de contenidos de su organización en este sentido, con el fin de desarrollar y aplicar un mensaje de forma coherente, extensivo a todas las acciones de la marca. Asimismo, únicamente el 34% de ellas confía en que el apoyo de profesionales sea útil para ofrecer una estrategia efectiva y de calidad; que el control y seguimiento de las acciones asegure los resultados positivos.
A modo de conclusión, el informe hace un llamamiento a que la estrategia y aplicación metódica son imprescindibles para detectar necesidades, y generar oportunidades de negocio, a través de las acciones de marketing. Todo ello centrado en las necesidades del cliente, no en el interés comercial de la empresa. De este modo, la empresa podrá evidenciar y atacar frentes desconocidos hasta el momento, aportar soluciones y enriquecer la perspectiva de los clientes sobre el producto, de tal modo que le ayude a tomar sus decisiones de compra y, en última instancia, mejorar el engagement con el público objetivo.