viernes, 20 de febrero de 2015

3 secretos para multiplicar ventas

Si te dedicas a las ventas o tienes una empresa o negocio, seguro que te formulas constantemente la pregunta clave: ¿Cómo conseguir más ventas, cómo atraer más clientes, cómo conseguir más beneficios?
Hoy vamos a mostrar tres claves que te van a permitir incrementar tu cuenta de ganancias si las pones en marcha. Vamos con ellas.
#1 Producir emoción. El producto que vendes debe producir algún tipo de emoción positiva en el comprador. Cuando produces una emoción en otra persona tiene lugar un extraño proceso molecular en su organismo que predispone a la venta. Los razonamientos lógicos y cerebrales dejan paso a la alegría del momento, y por eso hay un dicho comprobado que dice que cuando sube la emoción baja la inteligencia.
Así pues, primera lección: produce emociones que se traduzcan en ventas.

# 2 Convertir a tus clientes en difusores o prescriptores del producto. Puedes vender una cantidad “X” a tus clientes, pero si los mismos quedan absolutamente maravillados se convertirán, de forma gratuita y sin que se lo pidas, en los difusores del producto, en agencias de publicidad gratuitas que expandirán el mismo por todas partes y te harán conseguir ingresos exponenciales.
La idea es que un cliente pueda convertirse también en un vendedor. Para eso debes conseguir la viralidadde lo que hagas o vendas, para que el proceso tenga lugar espontáneamente. También puedes, como hacen algunas empresas, solicitar expresamente al cliente que recomiende el producto a cambio de algún tipo de regalo o recompensa si se produce la venta.
El objetivo es que la venta que realices a un cliente se convierta en ventas que realices a otros clientes.
# 3 Provocar ventas recurrentes. Casi siempre pensamos que para vender más hay que conseguir más clientes, pero esto no tiene porqué ser así. Podemos vender más vendiéndole al mismo cliente, porque una persona puede comprar una unidad o cien, de lo mismo o de otras cosas. De hecho es más fácil vender al mismo cliente que conseguir uno nuevo, ya que el coste de adquisición de éste siempre es superior al de un cliente ya hecho.
Si quieres ampliar más información sobre esta modalidad, no te pierdas el siguiente artículo: más ventas con el mismo producto o el mismo negocio.
Y hasta aquí por hoy. Espero que te haya gustado el artículo y puedas poner en práctica estas tres claves. Y si quieres, por supuesto, puedes compartirlo en las redes para que pueda servir a más personas.