miércoles, 21 de mayo de 2014

¿Tendría alguna utilidad una asignatura sobre la creatividad y el emprendimiento?

Muchos han sido los rumores que se han dado en los últimos meses en torno a la implantación de una asignatura para fomentar la creatividad y el emprendimiento dentro del sistema educativo español. Se trataría de una asignatura de enriquecimiento curricular y apoyo a la creatividad que permite laLOMCE.
A priori, que una asignatura sobre emprendimiento entre a formar parte del plan curricular de los colegios e institutos españoles puede parecer una buena idea; a pesar de la burbuja del emprendimiento, España tiene todavía un grave déficit crónico de cultura emprendedora en comparación con los países de nuestro entorno. En este sentido, ¿Qué utilidad tendría una asignatura para fomentar el emprendimiento en España?

En teoría, una asignatura de este tipo serviría para fomentar el pensamiento crítico, el trabajo en equipo y la propia creatividad y emprendimiento en las aulas. El objetivo de esta nueva materia complementaría de una forma más práctica el talento y las capacidades de los alumnos, además de reforzar los conocimientos adquiridos en las asignaturas troncales, que en todo caso tendrían un mayor peso en el currículo para que el alumno adquiera las competencias de comunicación lingüística, matemáticas, ciencia e idiomas.

Sin embargo, existen ciertas habilidades que, aunque bien es cierto que se pueden fomentar o incentivar en las aulas, tienen una parte intrínseca a la propia persona e incluso deben ser adquiridas con la práctica profesional o mediante procesos de prueba y error. Por mucho que nuestro sistema educativo proporcione pautas para constituir una empresa y sacarla adelante, de nada servirá si el empresario se cae y se vuelve a levantar, ni podrá ser creativo si la persona no nace con esta virtud.
En definitiva, la utilidad o no de una materia de este tipo dependerá en última instancia, y como con casi toda materia impartida en los niveles escolares más bajos, de cómo se vaya a articular e impartir esta asignatura. Desde luego, de nada servirá una materia de este tipo si no cuenta con una parte práctica bastante elevada.