miércoles, 12 de marzo de 2014

5 Lecciones sobre atención al cliente basadas en la simplicidad y sencillez del Dr. Seuss

Theodor Seuss Geisel fue un escritor y caricaturista estadounidense, más extensamente conocido por sus libros infantiles escritos bajo su seudónimo, Dr. Seuss. Publicó más de 60 libros para niños, que a menudo se caracterizan por sus personajes imaginativos, rimas y el uso frecuente del contador de trisílabas.


Esta semana se conmemora el 110 cumpleaños este este popular personaje, que destacó especiamente por su sencillez a la hora de transmitir sus ideas sobre un mundo mejor tanto a grandes como pequeños, en forma de amenas e imaginativas historias ilustradas. En el año 1984 recibió una mención especial del premio Pulitzer, por su contribución a la literatura infantil.
A modo de homenaje, el artículo de Business2Community destaca 5 grandes consejos sobre atención al cliente, siguiendo la particular forma de expresarse y de entender la vida por parte del Dr. Seuss:
A menos que el personal emplee a fondo y realmente se preocupe, las cosas nunca irán a mejor
Tan sencillo como necesario. La atención al cliente puede contar con los más avanzados programas, herramientas y procesos. Pero si detrás de todo eso no existe el componente humano, no hay alguien que realmente se sienta implicado y comprometido con la organización y sus clientes, no será capaz de alcanzar la excelencia. 
La igualdad de trato es un derecho fundamental
Todo cliente merece ser tratado con el mismo respeto y en igualdad de condiciones, independientemente del volumen de su compra. En el departamento de atención al cliente no puede haber diferencias entre grandes y pequeños clientes; todos han de recibir la misma calidad de servicio. Hoy un cliente considerado "pequeño", mañana podría ser muy grande.
¿Por qué conformarse con hacer lo mismo que los demás, si tenemos la capacidad para destacar?
Los clientes esperan que la empresa supere sus expectativas; solo así conseguiremos calar en su mente, y conseguir impactarles. Es el paso previo para ganarnos su voto de confianza y que nos recomienden en su entorno. Para ello, necesitamos inevitablemente salirnos del camino trazado, cuidar los pequeños detalles y sorprender. Conviene recordar esta frase del autor en el que se basa este escrito: "Para el mundo, usted puede ser una persona; pero para una persona, usted puede ser el mundo."
En ocasiones, la pregunta es complicada, aunque la respuesta debe ser muy simple
Los clientes vienen a nosotros en busca de una solución rápida, útil y efectiva. Nada de largas argumentaciones ni discursos incomprensibles. Ellos no tienen por qué conocer los detalles técnicos del producto, ni les importa el que la pieza de repuesto que necesita deba realizar un largo viaje hasta llegar hasta ello. Solo quieren respuestas concretas, soluciones.
Cada día es una oportunidad para hacer algo extraordinario
En palabras del Dr. Seuss "Hoy voy a comportarme como si fuera el día en el que voy a ser recordado para siempre." Debemos intentar que el cliente realmente valore nuestro esfuerzo y dedicación, que se sienta plenamente atendido y satisfecho. Una experiencia que asociará positivamente a la marca y actuará en nuestro favor.