miércoles, 25 de julio de 2012

De la idea al lanzamiento en 10 horas


El otro día tuiteé este post en el que Sacha Greif explica cómo pasó de tener una idea a lanzarla (y ganar dinero con ella) en 10 horas. La idea en sí misma no es nada del otro mundo, simplemente una página que compila recursos útiles para diseñadores y programadores. Y los ingresos que conseguirá con esas 10 horas tampoco son para retirarse (probablemente 100-150 dólares al mes de publicidad).

Pero me ha parecido que merece la pena destacar algunos lecciones que podemos aprender.

Sacha se puso a trabajar en el proyecto porque leyó a alguien que decía que “le gustaría” hacer una lista de sitios útiles. Sacha no pensó que “le gustaría”, pensó “voy a hacerlo”. Esa es la diferencia fundamental. En palabras del propio Sacha:
Por una vez, quería tener una idea y hacerla, en lugar de escribirla en mi “lista maldita” (ya sabes, esa lista de todas las grandes ideas que has tenido y que nunca verán la luz).
Dedicó una hora a pensar el nombre. No se preocupó de que el dominio .com y la cuenta de twitter estuvieran libres, dando por hecho que cualquier nombre bueno iba a estar pillado, encontró un nombre que pensó que funcionaría y siguió adelante. Del mismo modo, no empezó con un desarrollo a medida, ni hizo un diseño especial para el sitio. Usó WordPress, que es conocido y fácil de usar, dedicó otra hora a buscar una plantilla que le sirviera, eligió unas fuentes para personalizar el aspecto del blog, y listo. Con todo esto, el tiempo de desarrollo en sí mismo fue de apenas 3 horas.

Mi conclusión es que crear algo que aporte valor es ahora más fácil que nunca. Ayuda saber inglés, tener cierta experiencia en diseño web o manejo de WordPress y herramientas similares, pero todo esto se puede aprender gratis, simplemente dedicando un poco de esfuerzo cada día. Insisto, The Toolbox no se va a vender por 1.000 millones de dólares, no va a hacer rico a su dueño, pero probablemente le hará ganar 1.000 o 1.500 euros en un año. Que si divides por el número de horas que ha dedicado al proyecto son 100-150€ a la hora. Simplemente con que se quede ahí, y no gane nada más, no está nada mal.

Si no encuentras tu megaproyecto que te va a hacer rico cuando se lo vendas a Google, a lo mejor te merece la pena empezar a crear miniproyectos rápidos y baratos que te empiecen a generar unos ingresos modestos. Y quién sabe, a lo mejor uno de esos proyectos acaba teniendo más potencial del esperado…

Un artículo publicado en Desencadenado