domingo, 13 de mayo de 2012

Tres formas de invertir con poco dinero

Aunque tengas la intención firme de invertir nuestro dinero, eso no quiere decir directamente que contemos con una gran cantidad de metálico guardada. Sin embargo, si eres de los que pensaba que así funcionaba el sistema, déjanos decirte que se pueden hacer muy buenas inversiones aún incluso cuando uno no cuente con demasiado efectivo, y a continuación analizaremos tres de las posibilidades que se encuentran de moda por esta época.

La primera de estas formas de invertir dinero cuando no tenemos cantidades muy grandes a mano tiene que ver con el poner algunos negocios en casa. La idea es que en estos casos, lo único que necesitas es la habilitación de una habitación que sirva como local u oficina, para lo cual podrías necesitar un escritorio, sillas, computadora y realmente poco más. Allí puedes llegar a poner desde una guardería para niños, hasta un taller de reparaciones, o una tienda, lo que se te ocurra que puede darte dinero y no provocarte demasiados dolores de cabeza.

Pero en la actualidad también han dominado en escena, por sus bajos costos, las inversiones relacionadas con Internet. De hecho, lo único que deberás tener de forma obligatoria es un ordenador y conexión a Internet, cosas que si estás leyendo este artículo probablemente ya estén entre tus plataformas. Además, los pagos por el hospedaje de páginas webs son realmente mínimos, y no necesitas demasiados conocimientos, como han demostrado los blogs en los últimos tiempos.

Finalmente, la última alternativa que podemos llegar a darte en estos casos tiene que ver con los denominados “fondos mutuos”. En la mayoría de ellos, hoy en día, pueden llegar a ingresar al sistema con apenas 100 dólares. Lo que debes hacer si quieres formar parte de este negocio es acercarte a alguna empresa administradora de fondos o a cualquier banco que ofrezca este producto, y preguntar por los diferentes tipos de fondos mutuos que estén ofreciendo.

 Un artículo publicado en Inversores