jueves, 31 de mayo de 2018

4 preguntas para comparar una oferta de empleo con tu trabajo actual

Si estás feliz en tu trabajo dejarlo por una oferta nueva puede ser arriesgado. No obstante, si sale bien el cambio puede ser muy positivo. Por ello, te facilitamos 3 preguntas para comparar una oferta de empleo con tu trabajo actual y valorar cuál es mejor.
Poder elegir entre dos puestos de trabajo que te interesan es toda una suerte, pero también una decisión tremendamente difícil.

Dejar un empleo en el que estás satisfecho o, lo que es más, feliz, parece arriesgado. ¿Y sí las cosas salen mal en el nuevo trabajo, o simplemente no es cómo te lo habían vendido?
No obstante, como dice la famosa y sabia expresión: quien no arriesga no gana. A veces hay que lanzarse a la incertidumbre ya que el cambio puede ser positivo. Eso sí, tampoco se trata de tomar una decisión a ciegas, antes debes valorar los pros y contras.
Por ello hoy te facilitamos cuatro preguntas que puedes hacerte para comparar una oferta de empleo con tu trabajo actual, y decidir cuál de las dos opciones es mejor.
  • ¿Cuál es la recompensa económica de ambos trabajos?: Y no solo nos referimos al sueldo; tienes que tener en cuenta todos los beneficios que te ofrecen ambas empresas e intentar cuantificarlos económicamente.
  • ¿Dónde voy a crecer más profesionalmente?: Muchas veces no se trata de una cuestión económica, sino del desarrollo profesional de cada uno. Pregúntate si sigues aprendiendo cosas nuevas en tu puesto actual o si sientes que estás atascado. Antes de tomar una decisión es recomendable que hables con tu jefe sobre las posibilidades de ascenso y crecimiento, ya que te sientes estancado. No obstante, los cambios laterales, no solo verticales, también pueden ser positivos. La clave es visualizarte en 10 años y preguntarte donde quieres estar y qué habilidades y experiencia te permitirán llegar ahí. Despuésvalora qué oferta te dará estas aptitudes y te ayudará a alcanzar tu meta. Es igual de importante que investigues la trayectoria de los empleados dentro de la empresa nueva, ¿suelen ascender en sus puestos o te va a ocurrir lo mismo en el nuevo empleo?
  • ¿Qué cultura empresarial te atrae más?: Gran parte de la clave para ser exitoso en tu carrera profesional es ser feliz. Si estás cómodo en el ambiente en el que trabajes probablemente mejore tu rendimiento, y la cultura de la empresa tiene mucho que ver. Mas allá de como se vendan, puedes fijarte en pequeños detalles como el trato a los invitados, el código de vestimenta, las reglas de etiqueta, entre otros. ¿Es este el tipo de ámbito en el que te gustaría trabajar, o crees que estarías más feliz quedándote donde estás?
  • ¿Qué trabajo encaja más con mi estilo de vida?: Puede que la recompensa económica sea mayor pero también debemos valorar el coste que tendrá dicho salario para nuestro estilo de vida. Si vas a tener que trabajar el doble, desplazarte mucho más para llegar a la oficina o renunciar a las ventajas de unas condiciones de trabajo flexibles tal vez los mayores ingresos no te compensan. Tienes que tener en cuenta tanto tus hobbies, responsabilidades e intereses personales, como la demanda de trabajo para confirmar que están alineados.
Vía | themuse