miércoles, 8 de noviembre de 2017

9 cosas que provocan auténticos escalofríos (de puro miedo) a los relaciones públicas

Quienes se desenvuelven profesionalmente en el ámbito de las relaciones públicas, tienen que lidiar con múltiples desafíos (desafíos que terminan muchas veces estallándoles en la cara).
En el ejercicio de su profesión los relaciones públicas tienen múltiples temores incrustados como lapas en lo más recóndito de su ser, pero ¿cuál de los muchos miedos que acechan (como una mala sombra) a los profesionales del ámbito PR consigue provocarles más pesadillas?

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la agencia de relaciones públicas Faktenkontor, el estrés (34%) es la preocupación que más aguijonea (y hace la vida imposible) a quienes se ganan la vida como relaciones públicas.
A la segunda plaza del podio de preocupaciones de los relaciones públicas se suben los jefes y sus comportamientos (a veces totalmente erráticos). Las actitudes de sus superiores preocupan al 31% de los profesionales de las relaciones públicas.
La tercera posición en el podio es para una preocupación íntimamente relacionada con el poderoso caballero don dinero (necesario para sacar adelante los proyectos de relaciones públicas). El 30% confiesa contemplar con miedo el desarrollo (eternamente fluctuante) de los presupuestos asignados por las empresas a las relaciones públicas.
En el cuarto puesto de la particular lista de los horrores de los relaciones públicas hallamos los cambios que están teniendo lugar actualmente en el ámbito de los medios de comunicación(29%).
Al 21% de los relaciones públicas le preocupa también ostensiblemente la posibilidad de ser superado (y quizás reemplazado) por los nativos digitales.
Entre los profesionales de las relaciones públicas es igualmente causa de lacerantes dolores de cabeza la creciente pérdida de relevancia del sector PR frente al marketing y la publicidad(20%).
En la séptima plaza del ranking de miedos de los relaciones públicas se acomodan, por otra parte, las expectativas demasiadas elevadas por parte de la dirección (18%).
Cierran la lista de preocupaciones de los profesionales de las relaciones públicas la ausencia de conocimientos especializados(15%) y el “outsourcing” (10%).