jueves, 31 de agosto de 2017

Veces en las que haces marketing sin saberlo

El marketing experiencial es el que tiene algo que ofrecerle al consumidor y no le molesta, sino que le inyecta el “virus” de la marca para que la recuerde y quiera saber más de ella. Parece magia, pero en realidad puede que lo estés aplicando sin darte cuenta.
El marketing efectivo es aquel que no se nota, el que sirve para promocionar nuestra marca o nuestro producto a los consumidores sin que se sientan invadidos o molestados.
Suena complicado, pero en realidad no lo es tanto. La clave está en saber reconocer esas acciones efectivas y sutiles que en lugar de saturar al cliente, hacen que disfrute de nuestra marca y quiera acercarse más a ella.
Quienes se resisten a abandonar las técnicas tradicionales piensan que son más efectivas porque llegan a un mayor número de personas en menos tiempo. Estas acciones de marketing suele ser poco cualificadas y básicamente buscan lanzar un mensaje común a una masa de usuarios, con la esperanza de que una parte pequeña de ellos preste atención y, en el mejor de los casos, compre.
En esto se basa el manido buzoneo, pero también los mensajes promocionales en redes sociales o las campañas de email marketing sin segmentar.
Las acciones promocionales que vamos a ver ahora no son milagrosas ni se dirigen a una masa de usuarios. Precisamente buscan calidad frente a cantidad, por lo que, aunque requieren de más tiempo para ver los resultados, su efectividad es mucho mayor:

Experiencias

Hoy en día toda campaña y mensaje de marca gira entorno a lo que te puede hacer sentir y experimentar. Entre otras razones, porque es lo que las personas recordamos. Si ofreces una experiencia memorable a tus potenciales consumidores, tendrás muchas más posibilidades de que se acuerden de tu marcay hablen de ella a otros (el efectivo boca a boca). Todo depende del sector en el que te muevas, aunque las experiencias más habituales son estas:
  • Tours: puedes enseñarle a tus clientes cómo haces tus productos, el lugar donde nació la empresa o las oficinas. Estarás mezclando la efectividad de la experiencia y del storytelling.
  • Talleres: una excelente forma de demostrar tu expertise es ofreciendo formación relacionada con el sector de tu marca. En eso consisten los famosos workshops, talleres patrocinados por la marca donde se promueve la participación de los asistentes. Si lo haces en tus oficinas, no pierdas la oportunidad de enseñarlas; estarás matando dos pájaros de un tiro.
  • Degustaciones y catas: son un must para las empresas de alimentación y bebidas. Por ejemplo, si tienes una marca de cerveza artesana, puedes decir lo buena que está o permitirle a tus clientes que la prueben, lo que resultará mucho más efectivo. Puedes empezar poniendo un pequeño puesto y darla a probar gratis; si después progresas, organiza catas en las que haya que pagar.

Merchandising

En muchas de las acciones que acabamos de ver puedes incorpora material y productos con el logo y los colores de tu empresa. Desde el más estándar como las tarjetas de visita en los eventos de networking o los bolígrafos en los workshops a utensilios que caractericen más y mejor a tu marca (volviendo a la marca de cerveza, podrías regalar una jarra después de las catas). Sólo tienes que darle a la imaginación para ser lo más original posible.
Vía | Entrepreneur