martes, 29 de agosto de 2017

5 claves para dar alas a la productividad en la oficina

Un trabajador puede llegar a permanecer dos mil 250 horas al año dentro de una oficina, según datos de la OCDE. Esto supone un alto desgaste tanto físico como emocional que desencadena múltiples enfermedades, lo cual afecta directamente la productividad de la empresa.

Resulta importante entender y trabajar en el diseño de un espacio de trabajo eficiente, ya que según el informe de World Green Building Council, las condiciones físicas de las oficinasinfluyen en la productividad de los empleados. pues se trata del lugar donde convergen tanto clientes como empleados y que sin duda supone un segundo hogar para muchos.
En busca de entender la relación entre los empleados y el espacio de trabajo y así impulsar la calidad, la salud y la eficiencia la startup Sofamatch recopila a continuación cinco consejos para mejorar la productividad en la oficina:
1. Convierta su espacio en un segundo hogar
Tenga presente que su oficina es el lugar donde pasará ocho horas diarias por lo menos cinco días a la semana, por lo que lo más más lógico es intentar acondicionarlo para que se parezca a un segundo hogar donde todos se sientan cómodos.
Decore su espacio con objetos que le gusten, fotografías, una pizarra donde pueda recorda sus deberes, diversas frases motivacionales que llenen su espíritu, plantas o flores que limpien el aire y refresquen el ambiente. Algunas firmas mencionadas por Great Place to Work colocan fotografías y adornan el escritorio de sus empleados cuando estos cumplen años, lo cual contribuye a su felicidad.
2. Consiga muebles cómodos
Si su posición al trabajar es incómoda, pasará un largo rato tratando de adaptarse a una posición conveniente. De acuerdo con la investigación realizada por la empresa española Más Vida Red, casi siete de cada 10 de los trabajadores pasa en promedio 67 minutos al día moviéndose y reorganizando su espacio de trabajo para encontrar una postura cómoda, lo cual se traduce en 5,6 horas a la semana de tiempo improductivo.
Hágase con una silla con respaldo para la espalda alta y el cuello, si cuenta con antebrazos será una mayor ventaja pues así evitará colocar la muñeca sobre la mesa y no generará presión excesiva en ella. Trabaje sobre un escritorio alto y amplio donde pueda extender tus documentos y escribir sobre ellos sin ningún problema.
3. Cuide la iluminación y el clima
Un espacio con suficiente luz natural supone varias ventajas como el ahorro de energía eléctrica y contribuye a que el trabajador no se sienta aislado. Por otro lado, un espacio de trabajo sin ventanas hará sentir aprisionados a los trabajadores, que estarán más concentrados en salir al exterior que en el trabajo.
El bienestar térmico influye en gran medida en la satisfacción con el entorno laboral. Según diversos estudios, la mejora de la calidad del aire en espacios interiores puede traducirse en incrementos en la productividad de entre un 8% y un 11%. Por lo tanto, no dude en encender el aire acondicionado o acercar un ventilador a su espacio cuando su cuerpo y el calor lo demanden.
4. Cuide el ruido y la acústica
Si en su lugar de trabajo se escuchan sonidos del exterior o convergen muchas personas, tal vez sea momento de cambiar de ubicación si desea aumentar su productividad. Según apunta una investigación publicada en la revista Harvard Business Review, el ruido afecta a la salud de los trabajadores, reduciendo la concentración, aumentando el estrés e incluso afectando a la tensión arterial y al sistema nervioso.
5. Acondicione espacios para actividades de ocio
Una empresa que busca que sus trabajadores estén satisfechos debe contar con diversos espacios como cocina, sala de juntas, comedor comunitario, terraza o espacios donde los asistentes puedan fumar, convivir o beber café.
Firmas catalogadas como Great Place to Work instalan mesas de billar, futbolitos, hamacas o utensilios que fomentan la recreación y convivencia, así fortalecen los lazos cooperativos entre los empleados.