viernes, 27 de mayo de 2016

Así es la nueva generación de creativos híbridos por la que toda agencia debería apostar ya

El mundo en general y el online en particular se caracterizan hoy más que nunca por la eliminación de las barreras tradicionales y por una cada vez mayor integración en todos los sentidos.
La globalización, la desaparición de la noción de tiempo y espacio y la facilidad en las comunicaciones han posibilitado la aparición de nuevas formas de trabajar y por lo tanto, de nuevos roles profesionales.
Y no es algo que ocurrirá en el futuro, sino que es algo que ya está pasando. Somos testigos de la explosión de una nueva generación de jóvenes profesionales más formados y preparados, con enormes ansias por aprender y una capacidad multitarea que les viene impuesta por el mundo que les rodea.

Esto es especialmente palpable en las agencias creativas en donde los tradicionales puestos definidos ya no tienen nada que ver y en donde no es raro encontrar a un director de arte que hace las veces de copy, fotógrafo, editor o diseñador web.
Se trata de una realidad que muchas agencias ya ven como una oportunidad que hay que aprovechar e incluso se han comprometido en la formación de la nueva generación de profesionales del mundo de la creatividad.
Una de ellas es Havas a través de su proyecto N8tive, una especie de incubadora de talento en donde les ofrecen la oportunidad de desarrollarlo sin obstáculos de ningún tipo ni formalidades.
"Los jóvenes salen de la universidad hoy en día con un espíritu creativo arrollador y un deseo de crear todo el tiempo. Son híbridos y definirlos sería como ponerles una camisa de fuerza", comenta Paul Vinod GCD del proyecto N8tive.
Este es el panorama laboral actual pero, ¿están las agencias preparadas para acoger y entender los nuevos perfiles de los trabajadores? Lo cierto es que todavía no.
A pesar de los esfuerzos de muchas por construir equipos multidisciplinares y fluidos, las rígidas jerarquías y las estructuras organizacionales siguen dificultando esta tarea.
Y esto puede acabar siendo un problema para ellas si lo que realmente quieren es atraer el mejor talento de la industria en vez de ponérselo en bandeja a compañías que sí entienden y acogen los nuevos roles como Facebook o Google.
Las prioridades, ambiciones y expectativas de la nueva generación de profesionales han cambiado. Abrazar la diversidad que los caracteriza, apoyándolos, entendiéndolos y valorándolos no solo mejorará los resultados de las agencias sino que, abrirá un nuevo camino en la industria creativa.