lunes, 18 de abril de 2016

¿Cree que es un profesional del marketing? Piénselo dos veces antes de responder

Ha llegado el momento de que asumamos que el marketing o las relaciones públicas se encuentran aún muy lejos de ser consideradas profesiones. Al menos tal y como la gran mayoría de la sociedad entiende un trabajo.
Nuestras mentes, influidas por la educación y valores con los que hemos crecido diferencian (erróneamente en muchos casos) entre las que consideran como profesiones serias frente a otras más liberales.
Basta con echar un vistazo al currículum de la mayor parte de directivos de empresas, instituciones o políticos. ¿En qué ramas se han formado? Derecho y cualquier carrera relacionada con las finanzas y la economía ganan por goleada seguidas de otras formaciones más técnicas o científicas.

Pero, ¿cuáles son las características definitorias de una profesiónThe Drumha identificado un total de cinco elementos que podrían ayudarnos a aclarar de una vez por todas qué se considera una profesión y que no.
1. Barrera de entrada
Los sectores del marketing y las relaciones públicas se asientan sobre conceptos como la creatividad y las ideas. Algo que para muchos es difícil de identificar y no lo consideran tan tangible cómo podrían serlo las matemáticas o la ciencia sobre las que se basan carreras como la arquitectura, medicina o economía.
Cada sector tiene sus propias barreras de entrada pero en el caso del marketing o las RRPP se trabaja de forma constante para abrir nuevos canales lo que es incompatible con esas barreras de entrada de las que hablábamos.
2. Comunidad teórica y práctica
En la gran mayoría de las profesiones existe un sano intercambio entre la investigación y formación académica y la práctica. Bases para que una industria progrese adecuadamente. En el caso del marketing y las RRPP vemos que actúan en muchas ocasiones como dos islas separadas, con la vista puesta en los resultados que debido al rápido avance no se benefician de la gran cantidad de académicos que estudian y formulan interesantes teorías.
3. Apostar por el conocimiento
El mundo del marketing y las relaciones públicas están caracterizados por la volatilidad ante el continuo ir y venir de tendencias. Algo que nos les permite establecer una base de conocimientos sólida (como en medicina por ejemplo) poniendo su atención únicamente en el desarrollo y consecución de sus estrategias. Algo que debe cambiar.
4. Marco ético
Ambos sectores cuentan con códigos de conducta y actuación aunque son voluntarios y están sostenidos por organizaciones de profesionales o asociaciones comerciales.
5. Desarrollo Profesional Continuo
¿Cómo podemos formarnos en un ámbito en el que la mayor parte de nuestros conocimientos se quedaran obsoletos antes de acabar el programa de formación? La única respuesta es la formación continua.
Estas son cinco características que pueden hacerse extensibles a todas las profesiones para considerarlas como tal y que muchos no ven en los sectores del marketing y las relaciones públicas.
Quizás el problema resida en la perspectiva con la que estamos observando a sus profesionales y que muchos aún no hayan entendido que los esquemas cada vez están cambiando más y no se trata de profesiones al uso. El objetivo es dar una respuesta a los clientes que puedan depender de nuestros productos y servicios.