martes, 16 de junio de 2015

Convierta a su marca en cabeza de cartel de los festivales de música

Empieza la temporada de festivales y los groupies ya están preparados para asistir a los conciertos más cool del momento. ¿Lo está también su firma? Tim Walsh, el estratega de RPM, da las cinco claves para que las empresas puedan aprovechar los festivales para hacer crecer su marca.
La publicidad tradicional ya no es suficiente para conquistar a los asistentes. Lo que importa es la experiencia de la marca, crear una acción que sea recordada y consiga atraer al exigente público. Con estas cinco claves logrará ponerse al público en el bolsillo.
1. Predicar es cosa del pasado
Los consumidores no quieren recibir charlas ni conferencias cuando lo están pasando bien en los festivales. Hay que entender lo que quiere la audiencia y por qué lo quieren y, en esa ocasión, están ahí para divertirse. Su marca también puede divertirse y jugar con ideas innovadoras para conquistar al público y dejarlo rendido a sus pies.

2. Piense más allá
Ser visto ya no es suficiente, porque el mercado está saturado de publicidad. Es importante invertir para conseguir un producto creativo que se quede grabado en la mente de los asistentes al festival. Alguien lo logró, y con creces, fue Personal Fest al crear siete urinarios con un altavoz que se activaba cuando alguien lo estaba utilizando. Cada uno tenía un sonido diferente y, cuando sonaban todas, sonaba una melodía única. De esta forma, consiguieron la visibilidad que estaban buscando.
3. Tenga en cuenta a su consumidor
Los festivales se están transformando y ya no son el sitio sucio y con comida basura que los diferenciaba hace unos años. Los consumidores están buscando comodidad para disfrutar aún más de la experiencia. Cualquier elemento que les pueda ayudar a mejorar la calidad de la estancia será bienvenida.
La firma de moda Wrangler montó un servicio de lavandería en el festival Lowlands. Mientras la ropa se estaba lavando, les proporcionaban ropa de su marca. Los asistentes estaban contentos por tener sus prendas impolutas y Wrangler consiguió una publicidad increíble al tener a 3.000 “modelos” con sus diseños paseando por el recinto del festival.
4. No busque solo un hit
En los festivales, todo sucede muy rápido. Al segundo día, ya nadie sabe quién tocó el día anterior ni, mucho menos, en qué orden. Para que su firma consiga visibilidad, no basta con hacer una acción puntual. Si consigue estar continuamente conectado desde antes del evento, la repercusión será mayor.
Strongbow, una marca de bebidas espirituosas, animó a los asistentes del Isle of Wight Festival a crear su propia tripulación. Todo el contenido de los mensajes que habían recopilado lo publicaron a través de las redes sociales, consiguiendo que los asistentes lo compartieron en sus propios muros.
5. Los asistentes quieren ser partícipes
El consumidor se ha transformado en un participante activo. Las marcas tienen que adaptarse a esa nueva identidad y permitir la interacción para que se sientan como una parte importante del programa.
Mini Cooper participó en el mítico festival Lollapalooza permitiendo a los huéspedes reservar un viaje con el nuevo Mini Paceman el viernes y el sábado para disfrutar de una aventura nocturna, que incluía visitar las fiestas de Lollapalooza que había por toda la ciudad.