viernes, 5 de abril de 2013

Cómo identificar los recursos clave para emprender con éxito


Los recursos requeridos para emprender con éxito son tres y los podemos identificar en el Lienzo que utilizamos para construir nuestro modelo de negocio inicial: a la derecha del lienzo, el mercado; a la izquierda, el producto y como tercer recurso clave: el equipo directivo.
Sobre esta triada: mercado, producto o servicio, y equipo directivo necesitamos identificar áreas de atención que nos permitan detectar los recursos clave requeridos.
De los tres elementos mencionados, el mercado es el más crítico para cualquier iniciativa: por más diferenciado que sea nuestro producto o servicio, e independientemente de la  competencia de nuestro equipo de trabajo, a menos que el mercado adopte nuestra propuesta de valor; la capacidad de crecimiento del negocio esta comprometida.
Si este es el caso, la mejor alternativa que se nos presenta es pivotar hacia una propuesta con mayor potencial. Es por esto, que la mayoría de los asesores de startups convienen en identificar el “product-market fit” como la variable clave para emprender con éxito.

Sobre el segundo recurso, el producto, la clave radica en la definición de un MVP (“minimun viable product”) con sólo los atributos básicos requeridos para validar nuestra propuesta de valor. Una vez validado, hacemos uso de la métrica requerida para evaluar, cuantitavivamente, el grado de satisfacción de clientes y usuarios potenciales. En esta etapa es clave administrar el recurso financiero para evitar una situación de insolvencia antes de alcanzar los beneficios esperados.
El tercer recurso clave para emprender con éxito, es el equipo directivo que nos acompaña: aquí es importante recordar que más allá de la diversidad, la multifuncionalidad y la experiencia de los miembros fundadores es necesario reconocer la capacidad relacional disponible.
En la mayoría de los casos- el equipo directivo se compone de emprendedores y emprendedoras de escasa experiencia y  con poca diversidad funcional. En estos casos, la opción que nos queda es suplir el talento requerido con alianzas estratégicas.
El movimiento global de emprendimiento hace más fácil la obtención de este tipo de recursos mediante el “network” disponible en los programas de apoyo al emprendedor, tanto para quienes escogen un propósito social como; para aquellos que lo hacen con una intención comercial.
En resumen, de los tres recursos necesarios para emprender con éxito, el más critico es el mercado, por lo que nuestra primera actividad deberá ser validar su tamaño potencial. En segundo orden está la necesidad de controlar tanto la calidad del servicio o producto como el grado de satisfacción que experimentan nuestros clientes y usuarios. Por último, debemos evaluarnos como equipo directivo, e identificar el talento crítico para emprender con éxito.
Para suplir estos recursos debemos acercarnos a los ecosistemas de emprendimiento de nuestra región, de manera de construir la estructura relacional que nos permita acelerar nuestras iniciativas y preservar los recursos financieros.