jueves, 11 de abril de 2013

10 razones optimistas frente a la destrucción del sistema financiero


Si hay un sector odiado y al que se le puede denominar como “en demolición” ahora mismo en España, ese es el Financiero.
No hay día en el que no sea noticia algún agente del sector, cuando no lo es por las preferentes, lo es por las hipotecas, por los desahucios, por algún escándalo de un exdirigente, por alguna fusión/adquisición, por un ERE, por unas comisiones indebidamente cobradas o por una alarmante ausencia de crédito a los particulares y pymes, financiación sin la cual es absolutamente imposible acometer una recuperación económica.
Es además un sector “bajo sospecha”, la opinión pública ha emitido su veredicto, dejando claro que han sido los bancos los únicos culpables de la actual crisis económica; gozando, para más inri, de un absoluto trato de favor de los diferentes poderes institucionales.

No hay más que echar un vistazo a la ola de nacionalizaciones a costa del contribuyente (como no podría ser de otro modo), o a la infinidad de fusiones/adquisiciones que se están sucediendo, curiosamente siempre entre entidades regionales de gobiernos autonómicos de similar color político. Éste último hecho eleva a una lógica pregunta ¿tan mal está el sector que ninguna entidad extranjera se interesa por alguno de nuestros bancos? ¿tan pésimos son sus números?
Sin ánimo de hacer un análisis económico detallado, poco más o menos esta es “la foto” actual del sector financiero en España. Como suele pasar, rascando un poco en los números y en las noticias, se puede comprobar que ni hace unos años debíamos tener el mejor sector financiero del mundo como se decía, ni ahora unos bancos de verbena.
Al contrario, varios datos sugieren que dentro del criticado sector financiero español, se está generando un caldo de cultivo excelente para el surgimiento de amplias y nuevas oportunidades dentro de la Banca, que vendrían a ser resueltas por nuevas empresas tecnológicas o startups que impulsarían la innovación en el sector financiero, empresas del subsector Fin-tech, o Tecnología para las Finanzas, tal y como se le conoce ahora mismo.
Mis 10 razones para el optimismo en el sector financiero español:
1. Bancos tradicionalmente innovadores y tecnológicamente avanzados:
Probablemente esto ya no sea del todo cierto ni aplicable a todo el sector, pero sí es una realidad la alta eficiencia de varios bancos españoles y la exitosa internacionalización de varias entidades españolas. Estos dos hechos, unido a la elevadísima competencia existente en el sector, sin duda defienden la existencia de una robusta base tecnológica en la banca española. Como curiosidad, según los Global Banking Innovation Awards ebanco más innovador del mundo hace dos años fue uno español, La Caixa
2. Banca competitiva y eficiente:
Hace 4 años, había 6 bancos españoles entre los 25 más eficientes del mundo, siendo España el país occidental con más bancos en puestos de relevancia. Es evidente que la crisis en España se ha llevado por delante a varios de los mismos y que en el último ranking estas posiciones habrán cambiado, pero ese know-how no ha podido perderse de la noche a la mañana, ni a esos trabajadores que hicieron gala de tan notable eficiencia se les ha olvidado trabajar.
3. Bancos muy internacionales:
Especialmente 2, BBVA y Santander. Y nadie duda que una ventaja tecnológica anda detrás de estos éxitos, sobre todo por la capacidad de integrar a la velocidad del rayo los sistemas informáticos de los bancos adquiridos en el exterior, y convertirlos en rentables en tiempo record.
4. Numerosa mano de obra, cualificada y preparada. Y también disponible… 
Detrás de los 3 puntos anteriores hay un elevado número de grandísimos profesionales que han hecho posible estos éxitos. Profesionales formados, preparados, acostumbrados a competir en un entorno global, a salir al exterior sin complejos y a los que lamentablemente nos les espera un futuro halagüeño…
Pueden formar parte de alguno de los numerosos EREs anunciados o de los que se anunciarán, quizás estén en el grupo de las prejubilaciones, o si están en el paquete de afortunados de “los que se quedan” probablemente lo hagan con unas condiciones económicas y laborales muy mermadas respecto a las que tenían anteriormente. En resumen, hay una gran cantidad de profesionales “en el mercado” para otras empresas… 0 para montarlas ellos mismos si se les da las facilidades para hacerlo!!!
5. Revolución tecnológica mundial también en el sector de las finanzas:
Que de hecho, ha impulsado la creación del subsector “Fin-tech”. Estamos en medio de una revolución tecnológica sin precedentes, en la que la adaptación global de la tecnología se está consiguiendo a velocidades nunca vistas, y la Banca no es ajena a ella, al contrario, ofrece una cantidad de campos para la innovación absolutamente infinitos.
Ejemplos? Miles! Cómo afecta la eclosión del uso del smartphone a los clientes de Banca, aplicaciones del  ”Big Data”, de qué manera gestionan y se benefician del Social Media, por no hablar del “cloud”… son retos que están ahí y que sin duda traerán un nuevo puñado de empresas que surgidas de fuera del sector de las finanzas vienen a ésta a revolucionarlo. ¿te acuerdas de Paypal? ¿o de Square?
No paran de surgir fin-tech startups por todo el mundo, hasta tienen su propia Feria: Finovate. ¿crees que exagero? La prestigiosa revista The Economist anuncia la desbancarización del sector financiero y el triunfo de las Fin-Tech sobre la banca como una de las tendencias globales de 2013.
6. Externalización de la innovación financiera:
Dentro de este tsunami bancario en España en paralelo al boom tecnológico, paradójicamente, uno de los principales damnificados están siendo los departamentos de I+D e innovación de la Banca.
En momentos de fusiones, absorciones, nacionalizaciones y en resumen, ahorros salvajes de gastos, los Consejos de Administración están optando por recortar en todo aquello que no es su “core business” y que no aporta ingresos en el c/p.
Pero como el no-innovar en un entorno tan competitivo como el bancario y en medio de una revolución tecnológica como la actual, no es una opción para estas entidades que compiten (no lo olvidemos) en un entorno global, los nuevos bancos están más abiertos (y obligados) que nunca a comprar la innovación frente a su modelo anterior más orientado a auto generarla.
7. Existencia de casos de éxito startups españolas:
Aunque a muchos “fin-tech” aún les suene a chino o a tecnología finlandesa, la realidad es que son varias las startups españolas que han surgido en el sector y que están funcionando con relativo éxito.  ¿te suena Kantox? ¿y Comunitae? ¿O Lánzanos? ¿Y Peertransfer? ¿o Fintonic? ¿e iAhorro? En áreas financieras tan diversas como el cambio de divisas, los préstamos p2p, el crowdfunding, las transferencias internacionales, las finanzas personales, o la comparativa financiera (podría poner varios de ejemplos más) emprendedores españoles han buscado exitosas soluciones innovadoras fuera de las estructuras bancarias. Se puede y ya se está haciendo.
8. Auge del espíritu emprendedor:
Sea Moda, sea burbuja o sea un cambio de escala real de las grandes empresas a las micro empresas, la realidad es que ser emprendedor ya es una opción de vida que está en la calle; está en la agenda política, en los mediosen las escuelas de negocios, en las universidades, en las grandes empresasen la sociedad civil… y aunque aún queda mucho camino por recorrer y son varias las barreras existentes, es innegable reconocer que el intentar ser emprendedor es mucho más fácil ahora que hace 3/4 años y el abanico de apoyos que tiene una persona que decide llevar a cabo un proyecto empresarial, es mayor que nunca, y especialmente si es tecnológico. Se puede y debe aprovechar esta ola.
9. Premios específicos para el sector Fin-Tech:
Los bancos españoles han sido uno de los grandes generadores de premios para emprendedores y startups, por lo general, haciendo hincapié en proyectos innovadores pero no necesariamente implicados a la banca. Esto está empezando a cambiar y uno de los premios decanos, eBBVA Open Talent en su edición de 2013 añade una categoría especial para “Nueva Banca”. Vendrán más premios para este sector, ya lo veréis.
10. Creación de fondos de inversión en Fin-Tech:
Especialmente fuera de España, aunque también los hay aquí como es el caso de BBVA Ventures, es cuestión de tiempo que surjan más. Existen varias razones objetivas para pensar que en España se dan los mimbres adecuados para que haya un pequeño auge de startups exitosas dentro del sector fin-tech y la inversión no puede ser ajena a este fenómeno.
En conclusión:
Dado el expertise y know how financiero existente, si se consigue inculcar el espíritu emprendedor al amplio talento disponible en la Banca, y dotarle de una adecuada financiación y asesoramiento, no me cabe duda de que veremos muchos éxitos en el sector fin-tech surgidos en España. Ya los estamos viendo!
No soy solo yo el que lo piensa, los amigos de Finnovista justamente están levantando un fondo basados en estas premisas.
Te unes a la fin-tech (en este caso) startup revolution? ;)
Abrazos Emilio