viernes, 5 de octubre de 2012

El comienzo de la aventura emprendedora

Aquellos que habéis decidido tomar el camino del autoempleo y emprender vuestro propio negocio, sabréis de buena mano que no es oro todo lo que reluce, y que aunque el término “emprendedor” haya cobrado hoy en día más popularidad que nunca, se trata de un camino complicado para el que hay que estar realmente preparado ya que exige muchas aptitudes y conocimientos.

Ser emprendedor es una cuestión accesible a todas las personas, cualquiera puede tener una buena idea, desarrollar un plan de negocio para explotarla y conseguir lanzarla al mercado. La cuestión es si esa persona reúne las cualidades necesarias para soportar los escenarios que se presentarán en la aventura de emprender. Hay muchos artículos que destacan cuáles deben ser esas características que debe tener un emprendedor, pero aquí destacaremos sobre todo dos.

La primera de ellas es la motivación, ya que para lograr salir adelante en este camino hace falta un fuerza interior que guíe los esfuerzos, que haga ver las cosas de una manera positiva. La segunda es la resiliencia, nadie dijo que ser emprendedor fuera fácil, se deberán salvar muchos obstáculos, en muchos momentos se pensará en desistir, arrojar la toalla, por ello la capacidad de superación a los fracasos es fundamental.

Como el camino del emprendimiento es realmente complejo, muchos emprendedores se han planteado en más de una vez cómo han llegado otros a fundar empresas como Microsoft, Apple, Amazon. No es ningún misterio, todos ellos empezaron de cero. Si nos remontamos atrás en el tiempo, nos encontramos con sonados casos como Walt Disney, que en sus comienzos por falta de medios tenía que doblar con su propia voz al ratón Mickey.

Apple Computer, fundada por Steve Jobs en un garaje de California con una inversión inferior a 30.000 € o Jeff Bezos, fundador de Amazon, que dejó su trabajo de broker bursátil para vender libros por correo desde el sótano de su casa.

Un caso bastante reciente es el del mercado online de transporte Uship. Todo comenzó a raíz de una mudanza que el actual director ejecutivo y fundador Matt Chasen debía hacer de Ohio a Texas. Cuando fue a alquilar la furgoneta de 2 metros que había reservado, no tenían más disponibles y tuvo que tomar una de 9 metros. Con sólo un armario en la carga, la furgoneta estaba completamente vacía, el espacio de carga no estaba optimizado. Surgió así la idea de poner en contacto a todos los transportistas que tuvieran espacio vacío con aquellas personas que querían hacer transportes. A través de un sistema de pujar online, los transportistas consiguen optimizar sus vehículos y los clientes envíos más asequibles. Ahora esta empresa factura más de 250 millones de euros y posee más de 1.7 millones de clientes registrados.

Un artículo del Club MBA