lunes, 4 de abril de 2011

5 razones para NO crear perfiles personales para empresas en Facebook


Para todos los que trabajamos en el mundillo online y, específicamente en medios sociales (estoy intentando que cale el término en español, por ahora sin éxito), resulta obvio, muy obvio, que no se deben crear perfiles personales para marcas, organizaciones, celebrities y celebridades, empresas, entidades y cualquier otro ente (incluso para un blog).
Pero el caso es que no sólo quienes nos dedicamos a este chiringuito profesionalmente utilizamos las herramientas de las redes sociales. De hecho, estoy muy a favor de esa utilización “generalizada” (siempre con comillas): si un responsable directo (sobre todo en microempresas) con conocimientos y aptitudes comunicativas se encarga de ser su propio community manager, mejor que mejor, seguro que esa persona transmite y cuida mejor que nadie su imagen.

El caso es que en las últimas semanas he tenido que repetir, al menos 10 veces (en serio) esa frase que crei ya pasada de moda: ¡las empresas no pueden tener perfil de persona en Facebook! Y decidí escribir un post para refrescarme a mí misma las razones de esta negativa que suelo decir casi gritando y con los ojos saliéndoseme de las órbitas.
Razones para NO crear perfiles personales para empresas (y otras organizaciones o entes) en Facebook:
1. Facebook no lo permite y te puede cerrar la cuenta. Puede parece simple, pero no lo es. Es el clásico “es mi scattergories y me lo llevo“, pero a lo 2.0. Nosotros estamos utilizando gratuitamente esa magnífica herramienta de comunicación que es Facebook para comunicar nuestras marcas y las de nuestros clientes, ¿por qué no atenernos a las normas?
2. Facebook no lo permite porque va en contra de la privacidad. Nos puede parecer mucho más “friendly” tener un perfil personal de nuestra tienda del barrio, nuestra empresa o blog y no obligar a nadie a que se haga “fan”, sino a que sean “amigos”, que es mucho más “respetuoso” (son argumentos reales que he escuchado), pero el caso es que, si se hacen nuestros “amigos” en vez de nuestros “fans”, estamos entrometiéndonos en su privacidad de una manera muy poco correcta. Tendremos acceso a datos que, originalmente, los usuarios de Facebook publican para compartir con personas reales a las que conocen (al menos esto sería lo normal), no para que empresas tengan acceso a ellos.
3. Las páginas para empresas y organizaciones (y demás entes) están optimizadas para comunicarse con los seguidores y, además, optimizadas por sectores. No nos engañemos, si Facebook nos permite estar ahí gratuitamente es porque ellos se llevan un buen bocado. Gracias a las fan pages, los usuarios de la red social pasan más tiempo en ella y, además, empiezas por abrir una fan page, pero acabas poniendo publicidad, etc., por eso, Facebook va mejorando las opciones de las páginas.
4. Las páginas te dan estadísticas sobre evolución de fans, de visitas, de interacciones, con las que podrás ir comprobando tus objetivos y observando cómo mejoras :)
5. Las páginas te permiten personalizar pestañas: por ejemplo, crear una landing page de bienvenida con tu última oferta o promoción, lo que te da infinitas posibilidades en la relación con tus seguidores, compradores, clientes.