viernes, 8 de abril de 2011

Coworking

Los trabajadores autónomos y los emprendedores cada vez más se vuelcan a resignar espacio por tecnología y si bien contar con una oficina es lo mejor, no hay muchas opciones para este tipo de trabajadores. Si sobresale como la más elegida el coworking es decir el cotrabajo.
El coworking permite a los autónomos que compartan una oficina junto a otros profesionales de diferentes sectores. De esta forma logran compartir un espacio en común y los gastos de las facturas logran reducirse generando un ahorro en luz principalmente y en el alquiler de una oficina particular.

El ahorro de las facturas es una de las principales ventajas, así como evitarse que el alquiler se lleve un buen porcentaje de lo ganado. No solamente está dirigido a los autónomos muchas pymes optan por fórmulas similares.
La procedencia del coworking parte de los Estados Unidos, y desde hace un par de años viene captando adeptos entre los profesionales independientes de Europa.
Incluso en medio de estos espacios compartidos se han iniciado negocios, ganado contactos, obtenido clientes, además del intercambio de experiencia y sellado alianzas entre empresarios.
El compartir espacio no les significa resignar profesionalismo y comodidad o herramientas, ya que estos espacios les brinda recursos como fotocopiadoras, escanners, telecomunicaciones, salas de reunión, y todo lo que se requiere en una oficina.
En lo que respecta al coworking en España, pueden verse espacios como el que se ubica en Madrid el primer espacio de coworking español,“Garage30”. Ofrece una red de espacios o garajes para emprendedores, teletrabajadores, o pymes.
Los que más recurren a estos espacios son los profesionales autónomos o teletrabajadores de empresas. Si bien es cómodo trabajar desde sus hogares, prefieren un entorno más profesional y rodearse de otros profesionales aunque no sean de su sector.
No suele ser un impedimento el pago mensual, las tarifas son diversas, dependiendo de la ubicación, espacio y comodidades, pueden alcanzar los 300€ mensuales, que sirve para pagar -luz, alquiler, teléfono eInternet y demás servicios-.