lunes, 6 de septiembre de 2010

Comprar talento

La noticia de estos días es la anunciada compra del 85% de Tuenti por parte de Telefónica, los 70 millones de euros desembolsados y las condiciones pactadas en la venta, así como la salida de la compañía del actual presidente de Tuenti, Bernardo Hernández. Es un movimiento interesante que va a reforzar la posición de Telefónica en el mercado de internet móvil entre los jóvenes, con crecimientos anuales del 35%.
Resulta interesante analizar el papel en España del resto de grandes operadores como Orange y Vodafone, que “ni están ni se las espera”, intentan aún rentabilizar en sus cuentas de resultados sus licencias de operador, sin planes claros e inversiones que les posicionen y permitan hacer frente a Telefónica en nuestro país. Mientras Telefónica perdía años de tiempo (y una ingente cantidad de dinero) en lanzar un producto sin sentido, que nacía tarde, mal concebido y muerto, como su red social Keteke para intentar posicionarse en el mercado de las redes sociales, estos operadores pudieron –por una pequeña cantidad de dinero– invertir y comprar una participación en Tuenti cuando la compañía realizó un road show en busca de inversión.

Han tenido varios años para frenar que Telefónica acabara desembarcando en Tuenti y por tanto teniendo acceso a la mayor base de datos de jóvenes en España. Personalmente creo que Tuenti es una startup de mucho mérito, sus promotores han demostrado un enorme talento y visión, pero técnicamente está a años luz de Facebook y su mercado a medio plazo no pasa por poder competir con el gigante americano, sino por buscar su propia personalidad e internacionalizarse. Esta operación es muy barata para una compañía como Telefónica.

Llegar a 8 millones de personas de forma permanente, y frenar el crecimiento de la competencia (Tuenti tenía ya acuerdos con Vodafone para el envío de SMS que probablemente ahora vayan diluyéndose), por tan sólo 70 millones de euros se me antoja barato. Pero para mí es especialmente significativo que en el acuerdo se haya respetado un 15% de acciones en manos de los fundadores de Tuenti, un cambio de enfoque en la política de una compañía demasiado acostumbrada a desembarcar como un elefante en una cacharrería en sus absorbidas.

Es el equipo de Tuenti el que ha demostrado talento y el know how necesario, deben ser ellos los que dirijan el rumbo de la compañía. Han aprendido algo estos años. Telefónica no sólo compra una empresa, no han comprado una red social, lo que realmente han comprado e integrado es talento. 

Vía Cinco Días; publicado en Marketing Comunidad