martes, 29 de marzo de 2016

¿Cree que la publicidad es una profesión de dementes? No se equivoca (para nada)

Hay personas que no tienen en demasiada estima a quienes se desenvuelven profesionalmente en las agencias de publicidad. Y creen (quizás porque los miran con ojos cargados de envidia) que hay básicamente dos tipos de publicitarios: los ególatras redomados que tienen en sus cuartos de baño toneladas y toneladas de provisiones de gomina y los pseudo hípsters provistos de barbas tan o más pobladas que las de Papá Noel y sus múltiples dobles.
De los clichés sobre los publicitarios podríamos estar hablando largo y tendido y no acabar jamás. Y como no dejan de ser clichés (y están, por lo tanto, muy lejos de ser 100% verdaderos), lo mejor sería cerrar el pico y no volver hablar jamás de ellos, tanto por el bien de los sufridos publicitarios como de los también sufridos periodistas que informan sobre sus hazañas (y fracasos).
Ese sería desde luego nuestro propósito, pero como por algo existe el viejo dicho de “donde hubo fuego quedan cenizas”, un divertido vídeo alumbrado por la agencia canadiense Zulu Alpha Kilo nos fuerza a hablar de nuevo de los manidos estereotipos publicitarios.

En este vídeo, lanzado por Zulu Alpha Kilo con motivo de lanzamiento de su nueva “homepage”, la agencia norteamericana se mofa, recurriendo a un sentido del humor que llega a resultar en ocasiones bastante escatológico, de todos los tópicos que circulan por el mundo (y más allá) sobre los publicitarios.
¿El objetivo? Demostrar que Zulu Alpha Kilo poco o nada tiene que ver con tanto “topicazo”. De ello da buena fe su nueva “homepage”, todo un despropósito en la era del “responsive design”.
Puede que la nueva “homepage” de Zulu Alpha Kilo no sea muy bella, pero al menos es (descarnadamente) honesta.