viernes, 9 de octubre de 2015

La web egocéntrica en la empresa, cuando se crea la web para decir que somos los mejores

Una página web moderna está orientada al cliente. Se trata de facilitar una buena impresión a todos aquellos que visitan nuestra página por primera vez. Sin embargo muchas empresas piensan que las noticias que para ellos son importantes lo son también para sus clientes. Se trata de un modelo de web egocéntrica, donde los contenidos se crean para afirmar lo buena que es la empresa en tal o cual área.
Dicho de otra forma, el cliente llega y se encuentra con información que no le interesa. Si la página está bien organizada podrá encontrar otros contenidos, si están disponibles, que sean los que necesita. En caso contrario abandonará rápidamente. Es un caso de web muro de frontón, donde se entra y rebota casi a la misma velocidad.

La web orientada al cliente

La web tiene que estar construida, tanto en su estructura como en sus contenidos pensando en los clientes. Por un lado el cliente que ya tenemos, que puede tener un área dedicada donde tenga a mano la información se los productos o servicios que ha contratado con nosotros. Basta que se identifique con su usuario y contraseña para acceder a información como garantías, manuales, faqs de sus productos, etc. Siempre orientada a la atención al cliente y una alternativa de contacto vía correo electrónico, redes sociales, o chat online siempre disponible.
Por otro, el cliente potencial donde tenemos que ofrecer contenidos atractivos, de calidad y que den respuesta a las preguntas que necesita responder para saber si lo que ofrecemos se adapta o no a sus necesidades. El objetivo es que la página resulte atractiva, la información esté bien organizada, tenga imágenes de calidad, vídeos y, sobre todo, no abrume con toda la información de golpe, sino que el cliente pueda solicitarla paso a paso según esté o no interesado.
Si lo que buscamos es captar nuevos clientes a través de la web es imprescindible establecer una estrategia de contenidos para tratar de que conozcan nuestra página. Luego una vez dentro tenemos que tratar de seducirles para que contacten con nosotros y se interesen por nuestros productos y servicios.
Por último si tenemos la necesidad de informar en la web sobre la propia empresa lo ideal es tener una sección de información corporativa, que permanezca separada del resto. De esta forma podemos informar de los nuevos proyectos de la empresa, nuevos productos, servicios, acuerdos de colaboración, etc. que muchas veces son más importantes para nosotros que para los propios clientes.

La navegación móvil es clave

Pero si realmente queremos que todo esto tenga éxito es fundamental tener la web adaptada a la navegación móvil. En un momento como el actual donde el porcentaje de acceso desde los smartphones no para de crecer, un acceso deficiente desde estos dispositivos significa perder un cliente.
No sólo desde el teléfono, sino también tablets que son los dispositivos desde donde cuando se llega a casa muchos usuarios buscan información cuando llegan a su casa después del trabajo. La web también tiene que estar adaptada a la navegación táctil, no sólo se tiene que adaptar al tamaño de la pantalla, sino que pasar de una sección a otra utilizando el dedo sea algo fácil e intuitivo.
Las empresas están perdiendo una oportunidad de negocio clave para competir en un mercado cada vez más global. Tanto si lo que se busca es un cliente local, como si queremos un negocio global una web bien enfocada a nuestro cliente puede darnos muchas alegrías mejorando nuestra facturación.