jueves, 5 de marzo de 2015

El product placement es un delicioso “cebo” que hace morder el anzuelo al 51% de los consumidores

Es una de las fórmulas publicitarias más longevas (y también más controvertidas), pero el product placement goza de una salud excelente. No en vano, y según un reciente informe de la consultora Hollywood Branded, el 51% de los consumidores admite haber realizado en alguna ocasión una compra tras ver un determinado producto en la televisión o en el cine.
Eso sí, para meterse de verdad en el bolsillo al consumidor, el product placement necesita ser sutil y no resultar demasiado forzado. El emplazamiento de producto excesivamente exagerado puede, de hecho, volverse en contra de los anunciantes
Lo que está claro es que el universo del entretenimiento es un auténtica “perita en dulce” para los anunciantes. El 36% de las marcas consultadas por Hollywood Branded asegura destinar entre el 10% y el 30% de su presupuesto al“entertainment marketing”. Y no sólo eso. El 26% de las marcas tiene previsto dar un acelerón a sus presupuestos de “entertainment marketing” en el futuro. De todas ellas, el 29% incrementará próximamente sus presupuestos de “entertainment marketing” más que ninguna otra disciplina “marketera”.

De todos modos, el “entertainment marketing” y sus diferentes fórmulas tienen más “tirón” entre las agencias que entre los anunciantes. El 80% de las agencias tiene el convencimiento de que el product placement es beneficioso, porcentaje que desciende hasta el 32% en el caso de las marcas.
Si nos fijamos en el análisis del ROI, uno de los mayores talones de Aquiles del producto placement, tanto agencias como anunciantes disponen de métodos propios para medir la eficacia de esta fórmula publicitaria, aunque siguen echando de menos métricas estándares para analizar el retorno de la inversión en el emplazamiento de producto.