martes, 31 de marzo de 2015

¿Cuáles son las herramientas de marketing en las que las marcas invierten más?

La tecnología avanza a pasos agigantados y el marketing es un sector que sabe aprovecharse de ellas. Las empresas, en este sentido, son conscientes de la gran ayuda que este binomio les ofrece a la hora de mejorar sus resultados y mantener su competitividad con respecto a las marcas de la competencia. Es por ello que no debería extrañarnos que la inversión en marketing y publicidad por parte de estas organizaciones sea cada vez mayor.
De hecho, según apunta una reciente investigación llevada a cabo por Econsultancy en asociación con Oracle Marketing, la inversión en marketing aumentará en 2015 con respecto a cómo lo hizo el pasado año. En concreto, ocho de cada diez encuestados por ambas compañías reconocieron que aumentarán su inversión en estas herramientas durante el presente año, diez puntos por encima del registro experimentado en 2014. De igual modo, solo un 1% de los preguntados señaló que reduciría el volumen de su inversión publicitaria y menos de una quinta parte que esta sería la misma.

Con este panorama, no es de extrañar que las empresas se piensen, y mucho, qué tipo de herramientas seleccionar para alcanzar sus objetivos de marketing, dado además que la oferta de estrategias es diversa. Es por ello que cabe preguntarse por las herramientas de marketing en las que más confían los vendedores, que el estudio elaborado por Econsultancy revela.
Así, los test A/B o a través de múltiples variables son los que congregan una mayor inversión por parte de los anunciantes, con el 50% de estos que aseguran utilizar esta herramienta para mejorar sus resultados de negocio. A este indicador se situó próxima la tecnología CRM, que fue citada por el 48% de las empresas encuestadas. Por su parte, las herramientas de análisis se situaron en tercer lugar, acumulando el 42% de las respuestas positivas de los anunciantes.
Con entre el 30% y el 40% de las respuestas se situaron un número importante de herramientas. Entre las mismas destacan las soluciones y dispositivos basados en el fomento de la conversión y la optimización (39%), las plataformas de emailing (36%), las herramientas de personalización (36%), los sistemas yplataformas de marketing de contenidos (35% y 32%, respectivamente), lageneración de leads y la búsqueda de pago (con el 32% y el 31% de las respuestas obtenidas, respectivamente).
En el lado opuesto se situaron las herramientas de lead management y el marketing de atribución (con el 18% y el 20% de las respuestas de las marcas), así como las plataformas de ecommerce, el marketing de automatización o las herramientas de control de la reputación online (con el 23%, 24% y 27% respectivamente). Tampoco cuentan con gran interés entre los anunciantes las herramientas de análisis de publicidad en vídeo y los sistemas de análisis de social media (que congregan el 30% y el 29% de las respuestas de las organizaciones.
Retos en el horizonte
Sin embargo, a pesar del incremento de la inversión publicitaria y de la confianza en las herramientas de marketing para alcanzar sus objetivos, las empresas muestran ciertos reparos a la hora de tomar esta decisión. Así, son varias las asignaturas pendientes del marketing para ellas, retos que se resumen en varios enunciados concretos. En primer lugar, destaca como primer desafío la preocupación que muestran las empresas por la seguridad que plantean estas herramientas. Un indicador que trepa hasta el 51%. Así, para las empresas es fundamental que el respeto a la privacidad y seguridad de los datos se materialice, pues se trata de factores que determinarán su inversión en este tipo de herramientas.
De igual modo, cuatro de cada diez empresas señaló que como principal preocupación estar al día en lo que a avances digitales se refiere y el 37% de ellas reconoció haber sufrido problemas para filtrar las opciones que las nuevas tecnologías le ofrecen a la hora de acceder a los socios tecnológicos adecuados. Por su parte, el 36% de estas organizaciones señalaron que su principal reto era ser capaces de explotar el potencial del entorno digital.