lunes, 28 de julio de 2014

Cómo saber si tu Producto o Servicio será un éxito

Artículo original de JD Albert, colaborador en Entrepreneur.com:
Encontrar el punto óptimo para el éxito no es un proceso predecible, pero hay acciones empresariales que puedes tomar para ayudarte a aumentar la probabilidad de ser “la próxima gran cosa”, en lugar del próximo gran fiasco. Uno de los pasos más simples es la prueba de productos.
¿Es lo suficientemente resistente? ¿Es fácil de usar? ¿Está bien diseñado? ¿A la gente le gusta cómo se ve? ¿Qué personas están dispuestas a pagar por el producto? Todas estas preguntas pueden empezar a responderse en fase de pruebas en el principio de un producto físico.

Piensa en esto como una fase fácil de encuesta informal que se produzca ya sea en lugar de o antes de invertir en la encuesta a un nivel formal, una estrategia que puede empezar costando decenas de miles de dólares.
Para los que no tienen presupuesto para una investigación y fase de encuesta formal, aquí tienes algunas cosas a tener en cuenta mientras te embarcas en un modelo más ágil para las primeras pruebas:
Consigue tu prototipo de salida temprano
Esperar hasta que el producto sea “perfecto” para probar rigurosamente un prototipo es un error común. Es incómodo zambullirse de cabeza en ser juzgado, pero esto va a salvarte de las críticas más tarde (cuando es mucho más costoso hacer cambios). Pon el producto en las manos de la gente. Observa las cosas inesperadas que la gente va hacer con el producto. ¿Tiene usos que no previste originalmente?
Es mucho más fácil (y más barato) corregir problemas de forma temprana en la etapa de desarrollo en lugar de más tarde, durante la producción. Esto es especialmente cierto en los productos físicos. Una vez que has realizado los modelos y entras en la fase de manufactura, el alto coste de hacer cambios puede destripar una Startup.

Entra en una red de contactos profesionales existente de personas. Recluta a tus primeros conejillos de indias a través de tu red de amigos y familiares y online.
Las redes sociales representan una oportunidad de colaboración para encontrar un grupo de consumidores potenciales en las primeras etapas de un producto. Por ejemplo, si quieres dar salida a las primeras cien unidades de tu producto, el social media te ayudará a encontrar a los probadores.
Kickstarter e Indiegogo también son grandes espacios de ensayo de un concepto de producto con prototipos de trabajo para apoyar el terreno. Estas plataformas abren la comunicación con un público de primeros usuarios que están dispuestos a proporcionar feedback.
Como autor, Hardi Maybaum en El Arte del Diseño del producto: Cambiar la forma en que las cosas se hacen, la idea de “ingeniería abierta” es una manera de romper barreras y tomar ventaja de las comunidades online, los conocimientos y las herramientas para acelerar el proceso de diseño y fabricación .
Alimenta la crítica constructiva de vuelta en el proceso de desarrollo
Tempranas, las reacciones negativas ayudan a dar forma a un producto. Para generar una crítica más valiosa, presenta personas con un abanico de posibilidades.
Prueba diferentes estilos y opciones de color, y pregunta cómo el producto podría funcionar mejor y qué características se podrían añadir. Ten la mente abierta acerca de los comentarios. Si tu actitud es cerrada, desperdiciarás este período de prueba. Absorbe los comentarios y utilízalos para guiarlos hacia una serie de ideas o al menos para cuestionar las antiguas.
Pebble Technology Corporation (la compañía detrás de la súper exitosa campaña de Kickstarter smartwatch) es una de esas startups que retocó su producto después de la puesta en marcha en base a sugerencias de los usuarios. Cuando las personas se quejaron de que el reloj inteligente era barato y muy fácilmente rayable, desarrollaron una nueva versión para remediar esos problemas.
Jawbone´s UP “smart” band fue retirado para ser reconstruido después de que sólo había estado fuera un mes. Una vez que una masa crítica de usuarios se quejaron de que sus pulseras no podían hacer frente a los rigores de la vida cotidiana, UP dio nuevo nombre a los productos, reembolsó el precio a los compradores y reconfiguró el producto. (Imagina si hubieran descubierto estos problemas durante las primeras pruebas.)
Desarrolla un presupuesto para las pruebas
Si bien puede ser más barato que la encuesta de usuario formal, no es muy barata. No hay que subestimar los costes asociados con las primeras pruebas. La gestión de la logística, la recopilación de datos y el trabajo con los clientes es difícil y costoso. Los proyectos, construcción y prueba también se suman, así que asegúrate del presupuesto y los recursos necesarios para ir a través de múltiples ciclos en el diseño.
Contabiliza el tiempo
Si necesitas hablar con usuarios en un mercado muy específico – por ejemplo los conductores de carretillas elevadoras en almacenes – Empieza a establecer esos vínculospronto, ya que tomará un montón de tiempo construir este tipo de red de usuarios potenciales a partir de cero.
Hay mucho que decir a favor de sentarse con la gente y pedir sus opiniones, pero también es útil para ser científico. Tómate un tiempo para investigar cómo hacer pruebas de usuario de una manera metódica (es decir, pidiendo a todos las mismas preguntas para producir conjuntos de datos más significativos). Este enfoque te permite analizar los resultados y averiguar lo que funciona y lo que no.
Si te acuerdas de algo, recuerda esto: nunca será tan barat hacer cambios, si los haces ahora mismo. Las pruebas de producto temprano no sólo ayudan a evitar las picias, sino que profundiza la conexión entre una potencialmente gran idea y los consumidores que un día estarán invirtiendo en ella.