miércoles, 4 de septiembre de 2013

Aprende a diseñar tu modelo de negocio

Lo que necesitas para emprender no es una idea de negocio, sino un modelo de negocio. La idea es lo que se nos ocurre, algo como “voy a vender bolsos hechos a mano”. El modelo es una representación de todo lo que implica esa idea: a quién se lo vas a vender, qué es lo que le vas a vender, cómo se lo vas a hacerlo, con quién vas a trabajar, qué tienes que hacer, cómo vas a cobrar…
Los emprendedores más optimistas se lían la manta a la cabeza y, una vez tienen la idea, empiezan a buscar proveedores, encargan una página web o unas tarjetas de visita, hay quienes llegan a hablar con un asesor para que les monte una SL. Los más precavidos buscan información y se enteran de que es imprescindible hacer un plan de negocio, así que dedican semanas a escribir cosas como “el mercado de bolsos artesanales es de 100M€ al año, con lo que si conseguimos un 5% del mercado tendremos unos ingresos de 5M€”.
Lo cierto es que ambas aproximaciones, la de salir “a pecho descubierto” y la de elaborar un plan prolijo que tiene 0 probabilidades de ser real, suelen conducir al fracaso. Por eso es fundamental crear un modelo de negocio.
Alex Osterwalder define así lo que es un modelo de negocio: “es la lógica según la cual una organización crea, entrega y captura valor”. Que es de lo que se trata en tu negocio: creas algo, se lo das a un cliente y el cliente te paga algo a cambio. Hay muchas maneras diferentes de hacer esto, y tú tienes que encontrar la que va a funcionar en tu caso.
En este enlace puedes ver el Business Model Canvas que creó Osterwalder, que es una herramienta visual para desarrollar tu modelo de negocio: business model canvas en español.
Hay mucha información en la red sobre el tema, así que puedes ponerte directamente a la tarea.