miércoles, 3 de julio de 2013

Dedícate a lo que Realmente te Apasiona!

Un consejo muy común que se les da a quienes quieren emprender un negocio es que sigan su pasión; que se dediquen a lo que aman. La idea es que construir un negocio alrededor de algo que te apasiona, te hace más fuerte al momento de enfrentar retos difíciles y seguir adelante.
Aquí tienes un video que ha sido visto y compartido millones de veces en internet, en distintos idiomas. Fue realizado por la compañía Box1834. Al verlo te darás cuenta del porqué emprender haciendo lo que realmente te apasiona…
Entonces, tener pasión por tu negocio tiene sentido y ha probado ser un factor clave para muchos exitosos dueños de negocios, pero sólo la pasión no es suficiente para hacer que un nuevo negocio sea exitoso. Sería irresponsable de mi parte si te digo eso.

Aquí tienes cuatro factores que al combinarlos con tu pasión, te pondrán en el camino al éxito con tu negocio:
1. Debes Tener Un Plan
Una las maneras más poderosas de sostener tu pasión es con una planificación adecuada.
Pasión + Plan = Éxito
Hay muchas fases necesarias en la planificación de un nuevo negocio, pero son 3 los planes que no pueden faltarte por nada del mundo.
El primer plan fundamental es un plan de negocio, que es obligatorio para cualquier nuevo negocio. Incluso si no lo escribes formalmente, necesitas un plan que detalle dónde estás ahora, hacia dónde planeas ir y cómo pretendes llegar ahí.
El segundo plan importante para un nuevo negocio es un plan financiero. Si tienes un plan formal de negocio, seguramente incluirá un análisis financiero. Pero, un plan financiero simplificado puede funcionar también aquí. Mientras que tu plan financiero proporcione un estimado de las ganancias que esperas recibir cada mes, y una proyección de cuáles serán tus gastos, tendrás un documento de trabajo de gran utilidad en tu nuevo negocio.
Y como dijo Jim Rohn: “Si trabajas en tus metas, tus metas trabajarán para ti. Si trabajas en tu plan, tu plan trabajará para ti”.
2. Define Objetivos INTELIGENTES
Cuando estás apasionado por algo, especialmente un nuevo negocio, es fácil que te olvides de los detalles. Puedes estar tan enfocado en ejecutar tu visión inmediata que te olvidas del panorama completo. Definir objetivos inteligentes es un paso clave para empezar y crecer tu negocio.
Y para que un objetivo sea inteligente debe ser: específico, medible, asequible, y con una duración determinada.
3. Compromiso Por Mejorar Tus Habilidades
Todos tendemos a apasionarnos por cosas en las que somos buenos. Pero tener pasión y ser buenos en algo no siempre es suficiente para crear un negocio exitoso. Los emprendedores que tienen éxito toman su pasión y construyen su negocio sobre ella, pero continúan aprendiendo, desarrollando y perfeccionando sus habilidades.
Para que tu nuevo negocio tenga éxito, necesitas comprometerte a mejorar contínuamente tus habilidades y experiencia. De esa manera estarás yendo hacia adelante constantemente y creciendo tu pasión.
4. Trabaja Con Otros
A pesar que un emprendedor en solitario puede alcanzar el éxito con su negocio, el desarrollo de tu emprendimiento puede ser menos doloroso y más satisfactorio cuando tienes una red de apoyo. Tu red de apoyo puede incluir familia y amigos (si no es así, olvídate de ellos y no dejes que te roben tu sueño), además de un mentor, un coach, y cualquier otra persona que pueda ayudarte a sortear los obstáculos. Ese tipo de soporte externo es una excelente forma de mantenerte en el camino, encontrar nuevas oportunidades y compartir tu éxito.
Tu pasión puede ponerte en el sendero de un negocio exitoso, pero cuando combinas tu pasión con estos cuatro elementos de soporte que te he mencionado, realmente puedes convertirte en un emprendedor imparable.