miércoles, 29 de agosto de 2012

Transforma tu pasión por el fútbol en una empresa

Muchos emprendedores que toman como base su afición al 'deporte rey' han conseguido éxitos empresariales. Mete un gol con el espectáculo futbolístico y tradúcelo en un negocio rentable.

El fútbol sabe regatear a la crisis, y cuando las empresas combinan con audacia la pasión deportiva con la tecnología o la salud, pueden sacar un resultado muy positivo.

El interés máximo que despierta este espectáculo se traduce en numerosas posibilidades de negocio que van desde la venta de material deportivo a patrocinios millonarios. “Empezamos en 1994 con una pequeña consulta de podología en Huesca y ahora trabajamos con mil deportistas de élite”, explica el propietario de Podoactiva, Víctor Alfaro. La empresa, con una plantilla de 60 personas, fabrica actualmente 17.000 pares de plantillas al año para el deporte y trabaja con 70 clínicas en toda España.

La huella de las estrellas

Desde su planta oscense, analizan la pisada de estrellas como Fernando Torres y les proporcionan la plantilla adecuada para rendir al máximo. Son el proveedor de equipos como el Real Madrid, Atlético de Madrid, Athletic de Bilbao o Udinese. Además, trabajan con varios jugadores del Manchester United o el Liverpool.

Este año, la empresa ha firmado un convenio con la Federación Española de Fútbol para convertirse en proveedor oficial del primer equipo, así como de las categorías inferiores, selecciones territoriales y también para el colectivo arbitral.

"Crecimos en 2010 y lo hicimos también en 2011; ahora estamos con un proyecto de expansión, con iniciativas en lugares como Bélgica", señala el fundador de Podoactiva, quien asegura que "las empresas relacionadas con el deporte y la salud han soportado bien la crisis".

En su caso, juega un papel crucial el I+D: "Nos ganábamos la vida como podólogos normales y decidimos invertir más del 50% de los ingresos en investigación; hoy lo seguimos haciendo".

De portero a empresario

Javier Sánchez-Broto desarrolló su carrera como guardameta en equipos como el Real Zaragoza, Málaga, Getafe, Villarreal y Celtic de Glasgow. "Cuando me retiré, hace 10 años, empezamos a vender material para porteros en un local de 30 metros cuadrados".

Hoy la empresa Soloporteros cuenta con una plantilla de 45 personas y tiendas especializadas en Madrid, Valencia, Barcelona y Zaragoza, esta última con una superficie de 2.500 metros cuadrados. Ha extendido su campo de negocio al material deportivo dedicado al fútbol, no sólo para guardametas, y han volcado sus esfuerzos en Internet. El 70% de sus ventas se producen a través de la Red, mediante un completo portal online. "Seguimos creciendo a pesar de la crisis y el secreto está en que nos hemos especializado y somos serios".

Un artículo publicado en Expansión