lunes, 2 de abril de 2012

Las empresas de nueva creación como fuente de potenciales clientes

Tras la reforma laboral que ha aprobado el ejecutivo de Mariano Rajoy por decreto, son cada vez menos los incentivos que tienen los trabajadores por cuenta ajena frente a la posibilidad de montar un negocio, porque como consecuencia de ello muchos profesionales que aprecian como limitadas sus expectativas dentro de la empresa, y también los que han perdido su puesto de trabajo y no encuentran otra colocación, se están aventurando en el mundo del autoempleo.

Un negocio por pequeña que sea necesita de una infraestructuras, ciertos bienes y algunos servicios, una circunstancia que podemos aprovechar para incrementar nuestras ventas y/o compensar la caída de nuestros resultados. Pero, ¿cómo llegar a este tipo de clientes sin parecer un comercial ‘desesperado’?

Pues el primer problema que tenemos que abordar es saber cuáles son las empresas de nueva creación, dónde se localizan, y en qué sectores de actividad se focalizan, para posteriormente realizar el ejercicio de ponernos en su lugar para intentar vaticinar cuáles son sus necesidades, sus problemas y sus proyectos, para de este modo tener la llave para acercarnos a ellos.

Si lo piensan resulta mucho más sensato dirigirnos a este nuevo nicho de mercado que a las empresas que han llegado a una fase de madurez, que tengan grandes dificultades, o que sencillamente, se encuentren en una complicada situación como consecuencia de la toma de decisiones desacertadas.
En Pymes y Autónomos