jueves, 17 de noviembre de 2011

Si las marcas quieren que las sigan tendrán que dar a sus seguidores lo que quieren

Según datos de eMarketer, se estima que habrá casi 21 millones de usuarios de Twitter en los EE.UU. a finales de este año y que una parte importante de ellos utilizará este canal para seguir a las marcas.

La investigación sobre los usuarios de Twitter de Constant Contact y Chadwick Martin Bailey sitúa la cuota de seguimiento en el 21% del total, en estrecha consonancia con el estudio de Compete, realizado en abril de este mismo año 2011, según el cuál el 19% de los usuarios de Twitter encuentra aquí las marcas a las que seguir.

En el estudio Constant Contact / CMB, la mayoría de los seguidores sólo siguen unas pocas empresas favorecidas en Twitter. Su razón principal para convertirse en seguidor de la marca, citado por el 64%, es que eran ya clientes de la compañía, muy por encima de 48% que sigue una firma sólo para obtener descuentos y ofertas.

Mientras que los seguidores de Twitter pueden ser clientes leales, eso no quiere decir que el seguimiento no tenga ningún efecto sobre ellos. En general, el 50% dijo que después de seguir los tweets de una empresa eran más propensos a la compra. Entre los hombres el porcentaje fue del 55%. Una mayoría superior dijo, incluso, que sería más propensa a recomendar la marca a los demás, al menos en el caso de unas pocas empresas que siguieron.

Si las marcas quieren que las sigan tendrán que dar a sus seguidores lo que quieren. Aparte de las promociones y descuentos, que representan información-el 61% sigue las marcas para poder ser los "primeros en saber" lo que está sucediendo y acceder a contenidos en exclusiva (36%), junto con el contenido que pueden compartir con los demás y retweetear (28 %).

Un artículo publicado en Puro Marketing