martes, 4 de septiembre de 2018

11 cosas que hacer para aprovechar el tiempo entre reuniones

Si tienes varias reuniones consecutivas con clientes, socios, proveedores o colaboradores y quieres aprovechar el tiempo entre un encuentro y otro, aquí encontrarás un buen puñado de ideas para ganarle la partida a las agujas del reloj. Por mucho que existan técnicas para reducir su duración a la mitad o nuevas concepciones para desarrollarlas de una forma más creativa y eficaz –como la prohibición de Jeff Bezos de usar Power Point-, las reuniones deben llevarse a cabo. 

Y si por motivos profesionales cuentas con varias a lo largo de una jornada laboral, es más que probable que te topes con ratos muertos y pequeños momentos en los que no hay tiempo suficiente para hacer recados, tomar un largo descanso o continuar con un proyecto, pero que sí puedes aprovechar y optimizar al máximo.
En algunas ocasiones el streaming no comienza -en el caso de las videoconferencias-, faltan personas, el comienzo se dilata o incluso, la reunión termina antes de lo esperado. Para todos esos casos y dependiendo de si dispones de dos, cinco o diez minutos, realiza alguna de las siguientes acciones. a que tu productividad mejoreTodas ellas pueden ayudar a que te sientas mejor, o tu motivación suba.

11 cosas para rentabilizar el tiempo entre reuniones

  • Mini-descanso: Tu cuerpo y mente te agradecerán estirar las piernas, ir al baño, escapar de las pantallas de los dispositivos tecnológicos, beber un vaso de agua fresca o degustar un sano tentempié.
  • Haz una limpieza rápida de tu navegador: Si solamente tienes un par de minutos, cierra las pestañas que no utilices, ordena las carpetas de tu escritorio o prepara los documentos y presentaciones de la próxima reunión.
  • Socializa: Charla de temas más ligeros con las personas que han asistido a la reunión, comparte afinidades, infórmate sobre próximos eventos y pon en práctica tus conocimientos de networking.
  • Actualiza tus notas: Repasa los esquemas de tu presentación, échale un vistazo a los documentos importantes, ordena tus gráficos o revisa el Power Point.
  • Responde los emails urgentes: Aprovecha para contestar a aquellos mensajes de correo electrónico que requieran brevedad y concisión.
  • Concreta el plan para después del trabajo: Envíale un mensaje de texto a tu mejor amigo para esa caña pendiente, llama por teléfono a tu madre, saca las entradas del cine o pide cita al dentista. Ese par de minutos son ideales para programar lo que harás tras finalizar la reunión. 
  • Consulta las redes sociales: Ya que estas son poco productivas y suelen ser un importante foco de distracción, aprovecha ese ratito para consultar durante cinco minutos tus notificaciones, chats de WhatsApp o contenidos de Facebook.
  • Lee un artículo: Si tienes diez o quince minutos, aprovecha para disfrutar de ese reportaje que guardaste, de la newsletter de tu revista favorita o incluso el podcast pendiente.
  • Completa un “Easy Win”: Así se conocen aquellas tareas que requieren poca atención o esfuerzo mental, como revisar tu bandeja de entrada o comenzar el borrador de una hoja de cálculo.
  • Limpia tu escritorioDale un buen repaso al ratón, al teclado y a la pantalla de tu ordenador, ordena tus papeles o tira de tus cajones bártulos inservibles. Aprovecha para reciclar papeles viejos que no vayan a tener un uso futuro en tu oficina.
  • Medita: Si tienes espacio y tiempo para ello, realiza algún ejercicio de relajación o meditación o practica mindfulness para calmar tu mente y dotar de amplios beneficios a tu organismo.
Fuente | The Muse