jueves, 14 de diciembre de 2017

Los 12 mandamientos de las agencias (100%) digitales y con ganas de comerse el mundo

La transformación digital está actualmente en boca de todos y es objeto de acalorados debates en todos los sectores de actividad (a excepción del ramo digital).
En el sector digital andan tan ocupados hincándole el diente a la digitalización de otros (sus clientes) que se olvidan de su propia transformación digital.

Es lo que les sucede a muchas agencias digitales que, convencidas de ser 100% nativas digitales, son paradójicamente deudoras en sus estructuras de antediluvianas ideas predigitales(las mismas que están grabadas a fuego en sus clientes).
Por eso, aquellas agencias digitales que quieran ser digitales de verdad (y no sólo de boquilla) deberían cambiar urgentemente el chip y hacer suyos los mandamientos que disecciona a continuación W&V:
1. Suprima los organigramas
Las jerarquías son una excelente manera de organizar a los ejércitos. Los profesionales altamente especializados (los que trabajan en las agencias digitales) necesitan orientación, no alguien que esté permanentemente soplándoles en la nuca y diciéndoles cómo hacer su trabajo.
2. No existen los “sabelotodos”
Los profesionales que se jactan de saber de todo y sobre todo están fuera de lugar en las agencias digitales. Los expertos especializados en diferentes campos de actividad generan mejores resultados.
3. Olvídese de la separación (real) entre vida personal y vida profesional
Para las Generaciones Y y Z, las que nutren mayoritariamente desde el punto de vista laboral a las agencias digitales, no existe ninguna zanja (impenetrable) que separe de manera absolutamente férrea a la vida personal y la vida profesional.
4. Encuentre un sentido para la organización en su conjunto
¿Para qué acuden todas las mañanas a trabajar los empleados de la agencia? ¿Para ganar dinero? ¿Para alumbrar fantásticas campañas digitales? ¿O para algo más? Quien vincula sus quehaceres diarios a un sentido (superior) muy concreto no suele necesitar motivación exterior.
5. La división de las tareas de las agencias digitales en tres áreas concretas (consultoría, creación y ejecución) se ha quedado completamente “demodé”
Las ideas alumbradas en la etapa correspondiente a la consultoría aterrizan por lo general llenas de telarañas en la etapa correspondiente a la ejecución.
6. Las mentes flexibles precisan modelos de trabajo flexibles
Quienes ofrecen modelos de trabajo “old school” atraen única y exclusivamente a personal “old school”. Y las agencias digitales necesitan llenarse hasta la bandera de empleados “new school” (que precisan de flexibilidad para hacer su trabajo).
7. Apueste por los proyectos pequeños
Los proyectos desmesuradamente grandes se topan a menudo de bruces con el fracaso (tanto desde el punto de vista cualitativo como comercial).
8. Eche el lazo a clientes fijos (para no soltarlos)
Mime a sus clientes, apóyeles en sus desafíos y estos se lo agradecerán con su fidelidad.
9. No compre proyectos, compre recursos
Los recursos son para las agencias un recurso bastante más valioso que los proyectos y por eso los clientes verdaderamente inteligentes los tienen inevitablemente en cuenta a la hora de elegir agencia.
10. Trabaje constantemente en la “lista de deseos” de sus clientes
Los proyectos tienen fin, los clientes no lo tienen. Y por eso las agencias deben preocuparse de añadir permanentemente nuevas aspiraciones a la “lista de deseos” de sus clientes y de echar el guante a los recursos adecuados para hacerlos realidad.
11. Los clientes nuevos son proyectos con la vista puesta en el crecimiento
Y si el crecimiento no entra en la ecuación quizás no esté de más renunciar a tales clientes. Si enfrentada a un cliente nuevo la agencia no dispone de los recursos adecuados para satisfacerle, es mejor renunciar al trabajo que llevarlo a cabo de manera precaria (y a todas luces mala).
12. Hágalo todo por el éxito de su cliente
Al fin y al cabo, los clientes bendecidos con el éxito siguen encomendando proyectos a las agencias que les han procurado sus triunfos.