jueves, 7 de septiembre de 2017

4 aplicaciones de la inteligencia artificial que le harán ganar clientes

La inteligencia artificial es una de las tecnologías con más potencial de los últimos tiempos, entre otras cosas, gracias a su versatilidad que la hace útil para áreas tan diversas como la mecánica, la medicina o el retail.
Y, por supuesto, también ha tenido una gran acogida en el terreno del marketing, donde son muchos los que ya comienzan a apostar por la inteligencia artificial como una herramienta altamente eficiente a la hora de mejorar sus resultados.

Tender la mano a esta tecnología no solamente resulta beneficioso a la hora de mejorar las cifras de negocio sino también, a la hora de competir en un mercado saturado en el que solo los que vayan un paso por delante tendrán la posibilidad de destacar.
Sin embargo, todavía hay mucha confusión sobre cuál es la mejor forma de utilizarla en función de los objetivos de cada compañía.
Si lo que busca es adquirir clientes, está de enhorabuena pues, le ofrecemos gracias a The Next Web, 4 maneras de aplicar la inteligencia artificial para llenar su cartera de clientes:
1. Atraer y filtrar más leads
La inteligencia artificial es una efectiva herramienta cuando se trata de obtener más leads y, de hecho, el 61% de los encuestados en un reciente estudio de Sparklane, aseguran que esta es la razón por la que las compañías apuestan por esta tecnología.
Normalmente, la búsqueda, el contacto y la atracción de leads de ventas es una tarea compleja que requiere numerosos recursos, sobre todo de tiempo.
Con la inteligencia artificial, estos procesos no solo se vuelven mucho más rápidos sino también más efectivos al permitir un mayor alcance y precisión.
Asimismo, su integración en las plataformas de ventas ofrece la posibilidad de generar listas de leads de alta calidad que tienen más posibilidades de transformarse en clientes.
2. Analítica predictiva
Predecir el comportamiento de los consumidores hace que las compañías puedan adelantarse a sus acciones optimizando así sus estrategias y, como resultado, consiguiendo más clientes.
La inteligencia artificial se vuelve, por lo tanto, esencial en la tarea de gestionar la enorme masa de datos de las que disponen las compañías hoy en día y ayudando a los marketeros a optimizar sus inversiones al conocer cómo y cuándo llegar a sus consumidores.
De hecho, los marketeros predictivos son 1,8 veces más tendentes a superar los objetivos comunes de la compañía.
3. Mejorar el servicio al cliente
En el año 2020 se espera que el 85% de las relaciones de atención al cliente se realicen sin interacción humana. Este dato, aunque a muchos les pueda asustar, es más que beneficioso tanto para las empresas como para los consumidores.
Por un lado, ayuda a las empresas a mejorar la atención a sus clientes de una manera totalmente natural gracias a la habilidad de la inteligencia artificial para personalizar las experiencias y resolver los problemas rápido.
La atención al cliente es uno de los factores más importante cuando se trata de satisfacer a los consumidores y en este sentido, la inteligencia artificial aumenta considerablemente las opciones de adquirir nuevos.
4. Automatizar el email marketing
Aunque muchos hayan dudado de la supervivencia del email marketing, lo cierto es que se ha demostrado que es una de las estrategias más efectivas, si se hace bien, y más con la aplicación de la inteligencia artificial.
El 59% de los marketeros B2B aseguran que el email es la manera más efectiva para obtener ingresos y la inteligencia artificial puede mejorar el ROI gracias a su capacidad de personalización de los mensajes.
Y no solo mejora las tasas de conversión sino también construye relaciones más sólidas con los consumidores al mostrarles mensajes de su agrado.
De esta manera, la inteligencia artificial se muestra no como un sustituto sino, como el complemento perfecto al marketing tradicional que aumenta la rapidez, la eficacia y por supuesto, los resultados de las estrategias.