jueves, 29 de octubre de 2015

Los cupones que ofrecen productos gratis son los preferidos por los consumidores

Los cupones son ya toda una institución a la hora de comprar "chollos" y a pesar de su larga trayectoria, parece que no pierden vigencia. Además, ahora, con la compra omnicanal a través de diversos dispositivos, los cupones han sabido diversificarse y proponer aplicaciones móviles, códigos digitales o descuentos que llegan vía email. Y sin embargo, los consumidores siguen siendo fieles a los tradicionales cupones de papel.
Así lo podemos comprobar en una encuesta de Aytm sobre el uso de cupones por parte de los consumidores. Allí descubrimos que un 13% siempre usa cupones cuando compra en las tiendas físicas, mientras que un 10% no los usa nunca. En el medio se situaría el 25% que los usa frecuentemente, el 24% que los usa a veces, y el 29% que casi nunca los usa.
¿Y qué ocurre en el ecommerce? Los cupones aún no son tan populares como en las tiendas físicas, y así, solo el 8% los usa siempre que los tiene y el 21% no los usa nunca. Un amplio 36% contestó que no solía usarlos.

¿Que tipo de descuentos prefieren los consumidores?
Los cupones que reciben los consumidores pueden proponer todo tipo de ofertas y descuentos diferentes, pero los clientes tienen muy claro cuales prefieren: más de la mitad (un 52%) se queda con los cupones que ofrecen productos gratuitos. Aunque los consumidores también valoran otros modelos: al 46% le gustan los cupones que ofrecen X euros a descontar de la compra final, al 42% los de llévate dos por el precio de uno, al 31% los que ofrecen un porcentaje de descuento sobre el total, y al 17% los que ofrecen un porcentaje de descuento para un producto en concreto. Un 14% no tenía preferencias por ningún tipo de cupón descuento en concreto.
¿En qué tipo de comercios es más habitual el uso de cupones?
Evidentemente, en los supermercados: el 72% de los encuestados dijo que solía usar cupones cuando hacía la compra de alimentación. Otras tiendas que suelen recurrir a este sistema promocional son las de ropa y accesorios, decoración, productos tecnológicos, belleza y manualidades, por ese orden.
También triunfan en el mundo 2.0
Aunque dijimos que el uso de cupones de papel sigue siendo mayor, lo cierto es que Internet ha contribuido, y mucho, a la pervivencia de esta herramienta, que cuenta con más de 100 años de antigüedad. Así, otro estudio de Valassis mostraba que el 52% de los consumidores había encontrado cupones en las redes sociales (porcentaje que aumentaba hasta el 72% entre los millennials).
Además, el ecommerce también recurre frecuentemente a los cupones, sobre todo para animar a una primera compra o para premiar al consumidor que ya la ha realizado. Además, y como está claro que los cupones son un reclamo esencial para los ahorradores, han nacido diversas webs que funcionan como espacios para la compra con cupones o como indexadores de ofertas que utilizan el reclamo del descuento.
Está clara pues la buena salud de los cupones, y basta decir que el 68% de los consumidores está tan interesado en que las marcas le ofrezcan descuentos y promociones, que incluso está dispuesto a renunciar a comodidades y otros servicios para conseguirlos (como no tener entrega en 24 horas).
Además, los cupones son uno de los pocos mensajes que a los usuarios sí les interesa recibir de las marcas: más de la mitad de los consumidores consulta las ofertas que recibe en casa.