martes, 15 de septiembre de 2015

Por qué las empresas y marcas deben tener en cuenta y adelantarse a las nuevas tendencias

En las últimas 24 horas, en España, los consumidores han buscado pizza de forma irregular. El domingo a eso del mediodía hubo un pequeño pico de búsquedas, pero nada comparado con lo que pasó entre las ocho y las once de la noche, con un pico máximo a las 21.16. 
Entonces sí que crecieron las búsquedas de pizza en Google. Melilla, Ceuta, Madrid, Cataluña y Galicia fueron las regiones que más se interesaron por ese producto concreto, al tiempo que la principal búsqueda relacionada fue la del nombre de Domino's Pizza (y solo muy por detrás se situó su competencia, Telepizza). La compañía es además la que protagoniza el podio de los tres temas de búsqueda que han ido en aumento en las últimas 24 horas, con un crecimiento del 130% en las búsquedas de Dominos Pizza Logroño y uno del 100% en su equivalente en Oviedo. Solo los superan 'colchoneta pizza' que ha crecido la friolera del 900%.

Todos estos datos están extraídos de la actividad en Google de los consumidores y han llegado gracias a lo que Google ha llamado "la mayor mejora de Google Trends desde 2012". La compañía ha incorporado, como anunciaba recientemente en su blog, el tiempo real a Google Trends, la herramienta que permitía saber qué temas interesaban a los consumidores y que hasta ahora funcionaba con un cierto retraso sobre lo que los consumidores hacían online. "Puedes ahora explorar minuto a minuto, datos en tiempo real de más de las 100.000 millones de búsquedas que se realizan en Google cada mes, profundizando en los temas que te interesan", explican desde la compañía en el blog de la firma.
La herramienta también ha mejorado cómo se puede acceder a esos datos (la página de inicio del servicio es mucho más friendly para encontrar tendencias, aunque por el momento solo está disponible en 28 países) y ha hecho que la información esté disponible de una forma mucho más directa y accesible, mejorando el servicio que puede ofrecer a marcas y a todos aquellos interesados (la compañía siempre recuerda el potencial de esta herramienta para periodistas). Y además cualquiera puede abrir la herramienta y ver qué están buscando sus conciudadanos (o los de otro país) y dejarse atrapar por el fascinante poder de los datos.
El poder de conocer la tendencia
La noticia no es, sin embargo, un elemento para incluir en la lista de curiosidades del día, sino una nueva herramienta con elevado potencial para las empresas que les permitirá conocer aún mejor a sus consumidores y responder a sus necesidades e intereses antes de que estos se conviertan mainstream.
Todos sabemos cuándo un producto se ha puesto de moda cuando empezamos a verlo por todas partes. Los ejemplos son variados y cada uno puede poner en el listado aquello que más le interesa o aquello que recuerda mejor. Una de las últimas modas es la de los libros de colorear para adultos, por ejemplo. Hace unos meses se empezó a hablar de ellos y ahora han empezado a aparecer en todas las mesas de novedades de las librerías. Quienes han salido ganando son las editoriales que han sabido ver el potencial del producto y el creciente interés (antes de que se publicasen en España ya habían aparecido menciones en medios que hablaban del éxito que estaban teniendo en Francia) que los consumidores podrían tener en ellos.
Porque en el competitivo mundo de las marcas no vale con saber qué está de moda. Es necesario averiguar cuál será la moda antes de que esta se convierta en tendencia. Es inevitable descubrir cuál será la tendencia dominante cuando esta no es más que una previsión, o el embrión de una moda. Es preciso, por tanto, analizar qué están haciendo los consumidores para descubrir por dónde van a ir los tiros antes de que estos estén a punto de dar en el blanco. Las empresas necesitan posicionarse, por tanto, por delante de las modas y por delante casi del consumidor, averiguando lo que van a querer antes de que sea incluso obvio para ellos. Pero ¿cómo hacerlo?
El reinado del dato
El secreto está, como siempre parecer suceder cuando hablamos de adelantarnos al consumo, en los datos. Las empresas tienen que empezar a jugar con la información y a saber hacerlo para poder entender qué es lo que está sucediendo y cómo pueden lograr obtener mejores resultados. Los datos son los que evidenciarán lo que los consumidores van a querer y los que chivarán en qué hay que apostar para conseguir los mejores resultados.
Y aunque en cuestiones de datos parece que las grandes empresas son siempre las que salen mejor paradas ya que suelen ser las que tienen mejores herramientas para entender cómo son y que quieren los consumidores (al fin y al cabo ellos tienen acceso a un caudal mayor de datos y muchos más recursos para entender qué es lo que esperan los consumidores), lo cierto es que existen muchas más herramientas que los datos propios para entender qué está pasando y adelantarse a las necesidades de los compradores.
Las redes sociales son un caudal de información, especialmente aquellas en las que la información se comparte de forma pública. Ver lo que se está hablando en Twitter o Instagram no es solo una manera de comprender lo que los consumidores pueden estar diciendo de una marca concreta sino que además puede funcionar como un elemento para detectar tendencias. Solo hay que echar mano de las herramientas adecuadas (lo que puede empezar realizando una escucha activa y puede terminar empleando las soluciones nacidas directamente para el entorno social que ayudan a filtrar todo lo que está sucediendo en el espacio social media) para comprender qué es lo que los consumidores pueden estar marcando como su próximo elemento de consumo favorito.