martes, 11 de noviembre de 2014

Cómo optimizar el marketing de contenidos

Algunas de las mayores empresas del mundo tienen en su plan de marketing realizar acciones de marketing de contenidos a largo plazo. Coca-Cola, por ejemplo, presentó hace años su plan de marketing con la vista puesta en 2020 en la que iba a hacer una fuerte inversión en marketing de contenidosllevando a cabo acciones en redes sociales y colaborando con directores de cine y productores musicales. Todavía queda tiempo para saber si sus objetivos se van a cumplir, pero, si usted no tiene la vista puesta tan lejos, puede que agradezca alguno de estos consejos:
El móvil también es un soporte
Y podemos añadir que uno muy importante. Sabemos que la inversión en publicidad móvil crecerá de manera considerable para 2018, sabemos que todo el mundo tiene un móvil y que muchos de estos poseen un smartphone. Tiene que conocer a los usuarios que le interesan con análisis de datos móviles, para poder enviarles información y publicidad que sea útil para los intereses de nuestra empresa.
Los retuits no siempre son lo más importante
Podemos valorar los retuits que conseguimos en nuestros contenidos, los “Me gusta” en Facebook y también las visitas en YouTube, pero tenemos que tener en cuenta que esto no es siempre real. Necesitamos analizar los datos en las redes e ir mucho más allá. Necesitamos una estrategia basada en los datos para crear el contenido adecuado y saber qué le puede gustar a nuestros fans, pero también saber lo que no les gusta y lo que esperan de nosotros.

¿Qué piensa Kevin Spacey?
Y usted pensará ¿el actor? Pues sí, el actor. Spacey dio una charla en septiembre en el evento Content Marketing World y, en él, el actor de “American Beauty” dijo que lo que hace que las historias sean buenas es que creen conflicto, que sean auténticas y que hablen con la audiencia. Habrá que tenerlo en cuenta.
Ser interactivo 
Las infografías y las animaciones hacen que nuestros contenidos sean más dinámicos y que a los usuarios no les cueste tanto interactuar con ellos.
Y, sobre todo, pensar con visión de futuro y plantear una estrategia con objetivos a alcanzar.
Un artículo publicado en Marketing Directo