martes, 15 de enero de 2013

Cómo contar la historia de su marca: cuatro preguntas que ha de ser capaz de responder


Hoy en día el arte de la narración sigue siendo fundamental en cualquierestrategia de marca, pero la forma en la que se cuenta la historia y las herramientas que se emplean han evolucionado. La publicidad en los nuevos medios, como los vídeos, los boletines electrónicos,Instagram, Pinterest, Facebook, Twitter o los blogs no puede pasar desapercibida.
Sin embargo, no por tener muchas herramientas el mensaje será mejor. Las marcas han de comprender de qué forma deben utilizarlas estratégicamente, en función de los objetivos de la empresa y el mensaje que se quera comunicar. El desafío consiste en poder responder a las siguientes preguntas.
¿Cuento con un buen equipo? El cambio de herramientas requiere que tanto los redactores como los expertos en el ámbito digital acudan a la primera reunión para generar una historia. La integración de departamentos asegurará que la historia sea convincente y coherente.
¿Cuál quiero que sea mi historia? Las historias basadas en hechos reales suelen tener una gran respuesta emocional que la que tendría la anécdota de un empleado. El alcance de la historia también afectará a la forma en que debe o puede ser contada. Una experiencia de un cliente puede evocar una historia clásica o puede convertirse en la piedra angular de una campaña. Considere cómo la historia se ajusta al canal por el que se distribuirá y a la estrategia de marca.
¿Cuál es la mejor manera de contar la historia? Las empresas tienen infinidad de posibilidades a su alcance, pero resulta crucial la decisión del medio a través del cual se transmitirá el mensaje. Si el contenido es complejo, el vídeo o la infografía suelen funcionar bien como formatos. El vídeo resulta más demostrativo mientras que la infografía simplifica una explicación y hace el contenido más atractivo y comprensible.
¿Cómo interactuará mi público con la historia y qué herramientas emplearé para lanzarla al mercado? Además de considerar el mejor medio para el mensaje, se ha de considerar el mejor medio para su público. ¿Qué es lo que les gusta? ¿Querrán participar ofreciendo sugerencias y opiniones? Para ciertas audiencias puede funcionar mejor Twitter mientras que para otras resulta más efectivo el boletín electrónico. Una combinación de la publicidad habitual sumada a una acción en Facebook para fomentar el diálogo y la publicación de una fotografía en Instagram puede ilustrar bien lo que su empresa representa.