lunes, 15 de noviembre de 2010

Cómo aumentar el valor de tu casa

El mercado inmobiliario se encuentra en uno de sus peores momentos. No sólo se le ha señalado como el responsable directo de la debacle española, además tiene un stock de viviendas sin vender que roza o rebasa (según el medio) el medio millón y sufre, según algunos analistas, de una sobrevaluación que, de ponerse en claro, rozaría nada menos que un 30%.
Mientras los precios bajan o no, mientras las casas nuevas sin ocupar se venden o no, mientras el euribor sube que sube, hay propietarios para los que la venta de su casa supone una salida de muchos problemas o la esperanza de un nuevo comienzo. Y están temerosos de que las condiciones del mercado actual les orille a vender a la baja.

Afortunadamente, hay toda una serie de pequeños ajustes y reformas
que, de ser acometidas antes de la tasación y la visita de posibles compradores, elevarán sensiblemente el precio a la venta de una casa, bajo la máxima “de la vista nace el amor”.

1. Actualiza tu cocina
Ante los posibles compradores, la cocina es el rostro de la casa. Es es epacio que vale más por metro cuadrado, y su estado suele ser un reflejo del estado de toda la casa. Si tu mobiliario y equipamiento de cocina al momento de vender tiene más de cinco años, renuévalo. Si quieres una mejor valoración, considera las superficies de acero inoxidable y el equipamiento profesional. En lo que se refiere a gabinetes, elige siempre la madera por encima del aluminio. Da una mayor sensación de fortaleza.

2. Coloca encimeras
Ya sea en la cocina, baño, estudio u otras zonas de trabajo, las encimeras te darán un plus a la vista de una posible venta. Elige siempre los acabados sólidos como el granito, la roca o el mármol. Toda hechura en plástico se considera el punto más bajo de lo bajo.
3. Cambia los pisos
Los recubrimientos son algo que siempre se pasa por alto, y un elemento que añade o resta valor final al precio de una casa. Si tienen más de cinco años contigo, es mejor que los renueves. Evita alfombras y acabados plásticos, y siempre decanta por madera, baldosas o piedra natural

Continuaremos...

Un artículo publicado en Inversores