jueves, 2 de enero de 2014

Qué le pediría al 2014 para el emprendimiento

Muchas personas están considerando al emprendimiento como única forma de trabajo. El autoempleo es el plan B que más se está considerando.
Sin embargo y pese a lo que nos dicen en los medios de masas, emprender en España no es fácil. Tenemos que hacer frente como poco a muchos costes, casi nula financiación y poca colaboración de las autoridades que priman el cobro de impuestos a la preservación de los negocios.
Si pudiera cambiar algo qué le pediría al 2014?
  1. Reducir las cotizaciones sociales: no se puede pagar 200 y pico euros cuando estás empezando una actividad y no tienes ninguna entrada de dinero ni prestación. Las leyes favorecen a los sumo a algunos sectores de la sociedad y en períodos breves. La política económica del gobierno tiende a la flexibilidad, lo que supone volver al equilibro en un período razonablemente breve. Sin embargo en cuanto a los gastos, no han tomado esas medidas. Cotizaciones sociales bajas, de unos 80€ al mes harían que muchas personas se decidieran a emprender y a declarar sus ingresos.
  2. Mejorar el conocimiento de los emprendedores. Emprender requiere de conocimientos en gestión, información sobre el cliente tipo, ventas, distribución, comunicación, producto, atención al cliente y precio. Se requiere conocer los gastos fijos y variables de un proyecto y saber cómo venderlo, es fundamental para su éxito. Ser capaz de sobrevivir el primer año, cubriendo gastos y obteniendo ingresos para poder vivir, siendo el primer paso para conseguirlo es conocer los gastos reales del proyecto y los ingresos necesarios para conseguir sobrevivir.
  3. Emprender y ser flexible. Para ser capaces de captar las oportunidades de negocio y llevarlas a cabo. Ya no existen los escenarios perfectos. La creatividad surge cuando tenemos que trabajar con poco presupuesto y es posible hacerlo. A más flexibilidad a la hora de comercializar un producto para venderlo en puntos de venta, haciendo alianzas, a través de una red de contactos o networking,  todas al mismo tiempo, más garantías de éxito.
  4. Trabajar con vendedores profesionales. Saber vender es un trabajo duro. Existen escuelas de negocios que forman a excelentes vendedores capaces de transmitir la esencia del negocio a los clientes. Existe una gran diferencia entre que te compren los clientes y ser capaz de vender.
  5. Transmitir en el punto de venta la personalidad del emprendedor. La comunicación empieza en el punto de venta. Cada vez existen más establecimientos con encanto. El punto de venta debe transmitir al cliente el valor añadido del negocio.
  6. Utilizar el marketing online como forma de herramientas para comunicar.Trabajar sólo con redes sociales no es la mejor política, en cualquier momento sus propietarios pueden variar las reglas de juego. Los blogs permiten demostrar qué puede hacer el negocio o el producto por el cliente. Es una de las mejores formas que conozco para transmitir los beneficios percibidos al cliente y buscar su interactuación. Las redes sociales amplifican su difusión. Los blogs y el marketing de contenido son una realidad y han venido para quedarse.
  7. Utilizar el comercio electrónico como forma de distribución del producto.Hay una reducción en el consumo, por eso una forma de captar clientes es ampliar el espectro de acción al mayor número de clientes potenciales. A más posibilidades de venta mejor.
  8. Trabajar en lo que te hace feliz. No siempre es fácil, he visto gente que conoce su profesión se apasiona pero que no sabe gestionar su negocio correctamente lo que le ha llevado a la ruina. Hacer lo que a uno le gusta y le apasiona permite conocer el sector mejor muchos expertos y percibir esas oportunidades para hacer algo diferente y que capten a clientes.
  9. Trabajar con profesionales del marketing y el emprendimiento. Todos los puntos anteriores no tienen sentido sin el apoyo de un profesional que sean capaz de gestionar un negocio y ayudar en la toma de decisiones.
Me gustaría tu opinión. ¿Qué le pides al 2014?