lunes, 19 de septiembre de 2011

4 preguntas clave antes de montar un negocio

Un negocio tendrá éxito en la medida que resuelva una necesidad mejor que lo que ya existe en el mercado.
No importa qué tan buena sea la torta de chocolate que le enseñó a preparar su abuela o que tan buen contador o diseñador gráfico sea. El mundo no necesita más tortas de chocolate, contadores o diseñadores. Lo que el mundo necesita son compañías y profesionales que hagan las cosas mejor y de manera diferente.
Para constatar que va a generar valor y que hay espacio en el mercado para tener un negocio rentable, pregúntese:

1. ¿Cómo está resolviendo el mercado su necesidad?

Todos los productos o servicios cumplen una finalidad, una expectativa de beneficios. Resuelven, mejoran o facilitan  algo. Puede que lo que usted ofrezca sea nuevo, esto no significa que no haya competidores o sustitutos.
Evalúe cómo las personas están resolviendo aquello para lo cual usted será una alternativa. Creer que porque no existen competidores directos el mercado necesita su producto es una falacia. La gente ya lo está resolviendo, bien, regular o mal, pero lo está resolviendo.

2. ¿Está interesado en resolverlo de otra manera?

Por extraño que parezca y así no esté de acuerdo, en muchos casos las personas están totalmente a gusto con las opciones actuales. Así usted pudiera hacerlo mejor, no siempre las personas quieren cambiar.
Puede ser más fácil convencer al dueño de una mascota de pagar un jardín infantil para su perro que el lograr que las personas cambien su colchón cada cinco años a causa de los ácaros. Es cuestión de gustos y preferencias.

3. ¿Está dispuesto a pagar el valor que implica?

Es probable que muchas personas quieran resolver sus necesidades de una mejor manera, pero en realidad ¿está dispuesto a pagar por ello?
Y no es tan evidente, en muchos casos, una mejor solución es tan costosa que es preferible quedarse con lo actual así no sea lo ideal. Es una ecuación de costo/beneficio.

4. ¿Lo compraría?

Con frecuencia en muchas pruebas informales de mercado con los amigos, éstos afirman vehemente que su idea es inigualable, que no han visto nada similar y que muy seguramente tendrá éxito. Tenga cuidado. Por supuesto que los amigos desean que le vaya bien, pero es probable que no sean su grupo objetivo.
No es suficiente que a la gente le guste, es necesario que esté dispuesto a comprarlo.

Un artículo de